viernes, 1 de febrero de 2019

PROJECT BLUE BOOK: CUANDO LA FICCION DEVORA A LA REALIDAD

 



 


 
 El pasado 8 de enero de 2019 el célebre canal de documentales «History Channel» estrenaba una esperadísima serie titulada «Project Blue Book» basada en la investigación OVNI desarrollada por el gobierno estadounidense bajo el paraguas del “Blue Book” (Libro Azul). Para mayor aliciente, para todos los aficionados y entusiastas a los platillos volantes, este recorrido histórico por uno de los más célebres proyectos oficiales para estudiar OVNIs, se iba a realizar de la mano del Dr. Joseph Allén Hynek. Según afirmaba el canal: «Esta serie está inspirada en las investigaciones del Dr. J. Allen Hynek para la Fuerza Aérea de los EE. UU. sobre la existencia de OVNIs. Los casos descritos están basados ​​en hechos reales». Las expectativas eran muy amplias al conocer que se iban a mostrar algunos de los incidentes OVNIs mas importantes encuestados por la USAF en aquellos años. El canal de documentales lo dejaba claro en la promoción de la serie producida por Robert Zemeckis: «Proyect Blue Book narra las verdaderas investigaciones de alto secreto patrocinadas por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos sobre los fenómenos relacionados con los ovnis en la década de 1950 y 1960 conocido como “Proyecto Libro Azul”. Cada episodio se basará en los archivos reales, mezclando teorías OVNIs con auténticos acontecimientos históricos, en una de las épocas más misteriosas de la historia de Estados Unidos».
 
La serie pretende reflejar las investigaciones OVNIs emprendidas por el proyecto Blue Book. (En la foto el Mayor Héctor Quintanilla el último encargado de la comisión de estudio oficial sobre los OVNIs)
 
El astrónomo Joseph Allen Hynek fue la cara visible del proyecto Blue Book. Su escepticismo inicial se transformó por completo al comprobar que la USAF no tenía ningún interés en investigar seriamente el fenómeno OVNI, y que existían informes de alta cualificación que apuntaban hacia la existencia de aeronaves desconocidas surcando nuestros cielos. 
 
 
 
 
 

Sin embargo, tras el estreno de los primeros capítulos y para decepción de la comunidad ufológica norteamericana, quedó patente, casi desde el inicio del capítulo 1, que los responsables de la serie pretendían ofrecer una versión muy libre de los hechos, sin ajustarse a los datos históricos y, centrándose principalmente en los aspectos mas sensacionalistas relacionados con los OVNIs (conspiraciones, estrellamientos OVNIs, asesinatos, hombres de negros, espías, poderes en la sombra, etc.). El escéptico Russ Dobler en un artículo titulado «What’s the deal with that UFO dogfight in History Channel’s ‘Project Blue Book’? Here’s the real story» (09/01/19) advirtió tempranamente de la poca rigurosidad histórica de la serie: «En este nuevo año, History Channel se ha vuelto retro. El martes se presentó el tan esperado debut de la serie dramática Project Blue Book por el canal de cable, basada libremente en el proyecto de la Fuerza Aérea de los EE. UU. que investigó informes de objetos voladores no identificados (OVNI) desde 1952 hasta 1970.Digo "vagamente" porque, a pesar de verse con un aspecto diferente, pretendidamente "real" de la ufología en cada episodio ( como se reveló en New York Comic del año pasado ), el Proyecto Libro Azul emplea un uso intensivo de la licencia artística, presentando "Men in Black" donde nunca los hubo, y por lo demás, embelleciendo los  casos. El programa también cambia la relación entre el consultor científico, el astrónomo J. Allen Hynek, y el director del programa, el Capitán de la Fuerza Aérea Edward J. Ruppelt, a uno más polar y adverso, incluso cambiando el nombre de Ruppelt a Michael Quinn».
 
La serie había levantado grandes expectativas.
 
 
 
 
 
Aunque fue el Rich Reynolds, uno de los primeros ufólogos en alzar la voz contra esta serie, en un artículo publicado el 10 de enero de 2019 y titulado «Where in the hell is the outrage?», y lo hacía de una manera contundente: «El difamatorio esfuerzo de History Channel debe ser condenado categóricamente y en voz alta. Es, como ya he señalado, una parodia de la historia oficial de los OVNIS y una broma». Y es que, los espectadores contemplaban impávidos como, tanto la biografía de Hynek como algunos de los hechos recogidos en la serie eran totalmente ficticios e incluso, para mayor desconcierto, ofensivos para sus protagonistas reales. Incluso en el prestigioso periódico «The New York Times» el periodista Ralph Blumenthal y la investigadora Leslie Kean se ocuparon del tema en un articulo titulado «Project Blue Book. Is Based on a True U.F.O. Story. Here It Is» (15/01/19): «La serie de History predeciblemente sensacionaliza y sobredimensiona las investigaciones de casos y las figuras históricas involucradas, agregando muchos elementos a la historia que simplemente nunca existieron. Ya es lo suficientemente difícil para aquellos que intentan entender la verdad sobre la participación del gobierno en el tema de los OVNIs sin mezclar realidad y ficción». Y es que para ambos autores la serie carecía de verosimilitud: «Presentando el asesinato de un espía ruso, una auto-inmolación, matones del gobierno armados y otros artificios fantásticos, "Proyect Blue Book ", la nueva popular serie de History sobre el proyecto de la Fuerza Aérea para investigar y desacreditar a los OVNIS, no es el Proyecto Libro Azul histórico». Por su parte el escritor y ufólogo Nick Redfern en un reportaje titulado «Project Blue Book» (16/01/19) decía que: «Esta nueva emisión difumina las líneas hasta tal punto, que muchos espectadores no se dan cuenta de lo que equivale a un hecho cierto y lo que equivale a la ficción». Y es que para Redfern, al igual que para Reynolds, las fronteras de la veracidad de los acontecimientos estaban completamente difuminadas ofreciendo incluso una versión denigrante de algunos de los protagonistas de los incidentes investigados por la USAF: «el espectáculo perjudicó al verdadero George Gorman, un condecorado piloto de la Segunda Guerra Mundial». Pero ¿por qué se habían tomado tantas libertades los creativos de la serie si las investigaciones del Blue Book estaban perfectamente documentadas?
 
Lo mas sorprendente de la serie es que no es nada rigurosa con los datos históricos, y en el segundo capítulo, por ejemplo ofrece su particular "interpretación" del famoso monstruo de Flatwoods. El error es imperdonable ya que precisamente esta extraña criatura es un autentico icono del misterio de los OVNIs reconocible en todo el mundo.

El Hynek de la ficción frente a un alienígena flotando en un tanque con líquido en dependencias secretas. Sin duda esta imagen es clave para entender el sensacionalismo y poco rigor histórico de la serie.
 
 
 
 

El investigador David Halperin en un artículo titulado: «"Project Blue Book” – Truth, History, and the History Channel» (25/01/19) no dudaba en calificar el programa de auténtica «basura» y de copiar otras fórmulas televisivas para afrontar el tema OVNI de cara al espectador: «Al igual que "Expediente X", con la cual la nueva serie se equipara de manera descarada e ineludible, "Project Blue Book" sigue las aventuras de un par de detectives mientras investigan hechos misteriosos. El veterano, con gafas, el profesor J. Allen Hynek (Aidan Gillen) es el equivalente de Mulder, el duro y engreído capitán de la Fuerza Aérea Michael Quinn (Michael Malarkey), el análogo de Scully». Halperín se muestra indignado con el tratamiento de los casos cuando afirma que: ««Para esta primera temporada se prevén diez episodios (...) hasta ahora se han emitido tres: "The Fuller Dogfight" (8 de enero), "The Flatwoods Monster" (15 de enero) y "The Lubbock Lights" (22 de enero).  Cada uno se basa en un incidente real -o, en el caso de las luces de Lubbock, en una serie de incidentes- de la primera década del fenómeno OVNI (1947-57), sacados de su contexto histórico, exagerados, y distorsionados completamente de cualquier reconocimiento con la verdad. Los incidentes OVNIS son sistemáticamente retorcidos para que parezcan más inquietantes y más inexplicables, las autoridades militares son presentadas como eficientemente siniestras.  Los nombres de los testigos se cambian.  El piloto George Gorman, que en octubre de 1948 participó en un combate aéreo con una misteriosa luz que ha sido explicada de forma plausible como un globo meteorológico, se convierte en "Henry Fuller" en el primer episodio, se dice que psicológicamente fue destrozado por su experiencia cuando esto nunca ocurrió al verdadero Gorman». Y es que la veracidad de los casos presentados por la serie están tan alejados de los hechos documentados, que, por ejemplo, en el segundo episodio dedicado al conocido incidente de «Flatwoods» (12 de septiembre de 1952), los guionistas de la serie deciden cambiar el icónico aspecto de la criatura observada por los testigos, y transforman de manera inexplicable el supuesto aterrizaje de un objeto resplandeciente, en un espectacular estrellamiento OVNI que provoca un gran incendio en la zona. Por todo esto, David Halperin concluye que, aunque la serie puede ser «entretenida»: «Me gustaría decir que "Proyecto Libro Azul" es un aburrimiento estúpido y deshonesto».
El investigador Kevin Randle en un reportaje titulado «History's Project Blue Book - The Lubbock Lights» (25/01/19) decía, con cierta prudencia que: «Confieso que me gusta la serie sobre el Libro Azul de History Channel. Cuando la veo como un entretenimiento con un poco de historia, encuentro que el espectáculo es intrigante. Sin embargo, cuando lo veo como un documento histórico, veo muchos fallos en él».  Rich Reynolds en un reportaje titulado «God dammit, UFO people!» (27/01/19) también fue muy crítico con algunos compañeros que, lejos de manifestar abiertamente su disgusto con la serie, defendían que era un programa «entretenido»: «Es más que eso. Es una calumnia, una difamación sobre lo que todos sabemos que es algo muy diferente en el reino de los hechos y/o la realidad». En un comentario en el blog de Reynolds, el investigador Paul Kimball (12/01/19) señalaba que: «Es solo un programa de televisión, en una canal que transmite Ancient Aliens. La expectativa de que sea un docudrama original es tan realista como esperar que Trump comience a gobernar como un adulto responsable».
Sin embargo, los responsables de la serie no creen que estén desvirtuando (¿!) tanto la realidad. En el portal «Reddit» (23/01/19), David O'Leary, el creador de «Project Blue Book» respondía a las preguntas de los aficionados y afirmó que: «Estamos tratando de educar y entretener a la gente sobre la realidad de que existen los OVNIs y que el gobierno los ha estudiado y continúa estudiándolos hasta el día de hoy. Una esperanza que tengo, con un programa como el nuestro, es que incite al gobierno a ser más transparente con este tema. [...] Nada de lo que escribí antes de esto significó tanto para mí como lo hizo este proyecto, creo que no solo porque se trata de un tema apasionante (OVNI), en un período de tiempo que amo (la década de 1950), sino que porque también cuenta esta historia histórica verdadera y está ayudando a avanzar la aguja en este importante problema en la vida real. El hecho de que apareciéramos recientemente en la portada de la Sección de Artes del New York Times en un artículo sobre la realidad de los OVNIs y el interés de nuestro gobierno en ellos, me sorprendió». Pese a estas declaraciones, las múltiples críticas que se acumulan en torno a la serie están desinflado rápidamente el interés de todos los entusiastas a los OVNIs por ella, que ven, en estos «docudramas» un remake de «Expediente X», en un nuevo intento fracasado de «History Channel» por ofrecer una radiografía documentada y precisa del fenómeno OVNI. Y es que resulta increíble que la trama presentada por «Project Blue Book» en sus episodios este tan alejada de unos hechos históricos perfectamente documentados y contrastables (a través de la prensa y los propios informes oficiales). Para elevar el misterio e intriga de la serie, los creadores no han dudado en mostrar incluso a espías soviéticos vigilando a Hynek y a su esposa, en una enredada y escandalosa trama ficticia.

La polémica acompaña a la serie desde sus inicios. De hecho, el investigador y productor televiso Alex Chionetti denunció públicamente que en enero de 2016 presentó una idea a "A & E / The History Channel" para la realización de una serie de documentales basados en las investigaciones OVNIs de Joseph Allen Hynek. En primeras instancias, como comunicó el propio Chionetti al autor de este blog, desde la productora le animaron a que enviara mas información, pero tras un inicio esperanzador, le dijeron que con la emisión de "Ancient Aliens” cubrían perfectamente esa temática. Sin embargo un año después de su propuesta, el ufólogo argentino se enteró que Canal Historia estaba trabajando en un proyecto idéntico al suyo. Chionetti fue estrecho colaborador de Hynek y había ideado desde hacía muchos años una serie muy rigurosa en todos los aspectos. Tras visionar la serie se siente decepcionado por la mala calidad de la misma y por las libertades que los creadores se han tomado tanto con la biografía del astrónomo como con los casos citados. Para Chionetti es muy curioso que, para su documentación, los "autores" de la serie no hayan querido contar ni con su asesoramiento, ni con el de Mark O’Connell, autor de una completa biografía del Dr. Hynek (Close Encounters Man: How One Man Made the World Believe in UFOs.2017).




 

Para concluir, cabe reseñar que Kyle Rempfer en el portal «Air Force Times» (periódico enfocado al personal activo, en reserva o retirado de la USAF) en un artículo titulado «Project Blue Book: The Air Force’s covert UFO investigation is brought to TV» (10/01/19) y con motivo del estreno de la serie, repasaba la historia del «Libro Azul» y los últimos estudios oficiales relacionados con los OVNIS, «Advanced Aerospace Threat Identification Program» (2017): «La existencia de estos proyectos no significa necesariamente que los OVNI sean de naturaleza extraterrestre. Pero sí muestran que el gobierno toma en serio los objetos aéreos no identificados, quizás preocupados por las capacidades cada vez mayores de los adversarios cercanos, o lejos». Al menos el interés oficial por el estudio de los OVNIs no decae… y esto si es una realidad aplastante…
 
 
 
 

 
 
 
JOSE ANTONIO CARAV@CA

 
Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca.
 

2 comentarios:

  1. Jose Antonio, it is remarkable that the surname "Quinn" could have originated from Quintanilla.

    ResponderEliminar