miércoles, 1 de enero de 2020

DAN AYKROYD UN AUTENTICO “CAZAFANTASMAS” Y CREYENTE OVNI

 


 




En 2020 se estrena una nueva secuela de la famosa película de los Cazafantasmas, pero lo que pocos seguidores de esta franquicia conocen es que el creador de la misma y uno de los míticos protagonistas de la cinta original, Dan Aykroyd, pertenecía a una autentica familia de "cazafantasmas".
Todo comienza con Samuel Augustus Aykroyd nacido en 1855 y bisabuelo del famoso actor que se interesó por el mundo de lo sobrenatural de una forma casi accidental a finales del siglo XIX.  Como médico en cirugía dental a principios de la década de 1890, buscaba métodos efectivos para intentar paliar el dolor en sus pacientes. De esta forma llegó a estudiar la hipnosis y probablemente, a raíz de esto, tuvo sus primeros contactos con el movimiento espiritista. Samuel estaba convencido que algunos individuos en estado de trance eran capaces de actuar como un conducto de comunicación entre los vivos y los muertos. Tal fue su creciente interés por esta cuestión que llego a intercambiar correspondencia con el conocido escritor Sir Arthur Conan Doyle, otro entusiasta seguidor y practicante del espiritismo. En su granja cerca de Sydenham (Ontario. Canadá) Samuel organizaba sesiones de espiritismo en compañía de un médium llamado Walter Ashurst, que llegó a ser su huésped desde 1921 hasta 1933. Fruto de sus investigaciones recopiló en numerosos diarios, desde 1905 hasta 1933, los diferentes resultados de las sesiones, desde las manifestaciones de un espíritu que decía ser un antiguo miembro de la dinastía Ming, hasta las comunicaciones mantenidas con el propio bisabuelo de Samuel. Además, al parecer, durante una sesión realizada en la casa de Maurice Aykroyd, su hijo, todos los asistentes escucharon el sonido de una trompeta fantasmal sobre sus cabezas. Aunque la gran obsesión de Samuel fue que los espíritus consiguieran manifestarse de forma física, ya que quería documentar, entre otras cosas la existencia del ectoplasma. Pero en todas las sesiones los espíritus le pedían paciencia y tiempo. Aunque, desgraciadamente, la muerte de Samuel en 1933 puso punto final a sus investigaciones. Pero su Maurice continuo la labor. Su hijo era ingeniero que trabajaba en la "Bell Telephone" y pensaba que podría llegar a comunicarse con el más allá con la ayuda de la incipiente tecnología. Y por ello, intentó fabricar, con poco éxito, un dispositivo de radiofrecuencia para hablar con los espíritus de forma fluida y sin la necesidad de un médium. Pero el interés familiar por lo sobrenatural no decaía por estos contratiempos. A su vez, el hijo de Maurice, Peter Aykroyd, que, con tan solo 7 años, observaba oculto detrás de una puerta o un pasillo como Ashurst hablaba por boca de muchos espíritus desencarnados en casa de su abuelo, también comenzó a interesarse pronto por el mundo de los espíritus y realizó numerosas investigaciones, aunque de forma mucho más escéptica que sus predecesores. Y como no podía ser de otra forma en esta saga familiar, su hijo Dan Aykroyd, que creció entre revistas y libros de espiritismo, también era un ferviente creyente en lo espiritual, añadiendo en su caso su interés además por el tema OVNI tan en boga en los años de infancia y juventud del actor.


Dan Aykroyd también es un gran entusiasta de la ufología. En 2005 protagonizó el documental "Dan Aykroyd Unplugged on UFOs". Pero mas recientemente en el tiempo en una entrevista concedida al "HuffPost Show" (17/04/2015), presentado por Roy Sekoff y Marc Lamont Hill, habló abiertamente sobre la cuestión. El famoso actor confesó que su interés por los platillos volantes se remonta a su juventud cuando vio la famosa fotografía de extrañas luces  sobre el edificio del Capitolio de los Estados Unidos en 1952. Además la visión de la película "The Day the Earth Stood Still" afianzó su creencia en los extraterrestres. En la citada entrevista dijo que: "Si hay otra especie ahí fuera monitoreándonos, estarían observando cómo la humanidad está destruyendo el planeta y probablemente estarían preocupados". Además confirmó que había visto OVNIs: “Sí. He visto cuatro, y no puedo decir que sean naves alienígenas pero tampoco que son de la Fuerza Aérea (...) Dos de ellos era específicamente construcciones aéreas de algún tipo (...) Uno de ellos tenía una luz, y otro tenía un color gris opaco, y eran aeronaves, una de ellas volaba muy lento, y la otra estaba flotando sobre mí".
Incluso se atrevió a hablar del encubrimiento oficial: “ La Fuerza Aérea ha estado muy interesada en todo esto. No niegan la existencia de estas naves hiperdinámicas y súper aerodinámicas. No lo niegan (...) Su angustia viene porque no pueden decírtelo. Quieren decirte cualquier cosa menos que son extraterrestres. Cualquier excusa, incluso si son desconocidos o no están identificados. La Fuerza Aérea no puede simplemente salir y admitir que hay seres extraterrestres muy avanzados en nuestra sociedad y que son los que pilotan estas máquinas".
Aykroyd también dice que piensa que aunque hay un encubrimiento, la Fuerza Aérea realmente no sabe mucho más que el resto de nosotros. Él dice: "Están muy interesados ​​en lo que está sucediendo, pero como nosotros, no lo saben". El actor contó que en una ocasión también observó a varios "hombres de negro" que desaparecieron misteriosamente.

La fascinación de Dan Aykroyd por el mundo del misterio le llevó a fundar, en 2007, junto al artista John Alexander la "Crystal Head Vodka", la cual sirve su producto (vodka) en una botella con forma de calavera de cristal en homenaje a las famosas y polémicas calaveras de cuarzo supuestamente originarias de Centroamérica.








De hecho, en su nacimiento ocurrió un hecho singular como el mismo Dan Aykroyd comenta: “Mi madre habla de un momento en que me estaba amamantando y observó una pareja de ancianos que apareció al final de la cama. La imagen se desvaneció. Sacó un álbum de fotografías y vio que era mi bisabuelo. . . y . . su esposa, que venían a visitar al nuevo hijo”.
Por eso, no es de extrañar, que cuando entre finales de los años setenta y principios de los ochenta, y siendo un comediante muy conocido en los Estados Unidos, Dan decidió escribrir un guión para una película, pensó en unir su pasión por los fantasmas, los OVNIs y el humor en una increíble historia. Al parecer todo surgió después de leer un artículo sobre física cuántica y parapsicología. El guión original era muy diferente de lo que conocemos, se desarrollaba en el futuro, y los protagonistas eran cazafantasmas que se encargaban de luchar y atrapar tanto a entidades fantasmales como a seres procedentes de otros planetas e incluso viajando a través del tiempo. Posteriormente, como en casi cualquier guión cinematográfico de Hollywood la trama original de Dan sufrió varios y drásticos cambios (al menos 5), hasta que llegó a las pantallas de todos los cines del mundo bajo el éxito de “Ghostbusters" (1984). 
El 29 de septiembre de 2009, Peter Aykroyd, el padre de Dan, publicó un libro titulado "Una historia de fantasmas: la verdadera historia de las sesiones espiritistas, médiums, fantasmas y Cazafantasmas" prologado por su hijo y donde recogía, entre otras cosas, la historia familiar en torno a la investigación del más allá. Por su parte, la pasión de Dan Aykroyd por el tema OVNI le llevó a ser miembro vitalicio y consultor oficial de Hollywood para la Mutual UFO Network, y en 2005, produjo el documental "Dan Aykroyd: Unplugged on UFOs".
En una entrevista para la revista "Psychic News" (18 de abril de 2009), Dan Aykroyd dijo que: "Soy un espiritista, un orgulloso portador de la insignia espiritualista. Los médiums y la investigación psíquica han continuado durante muchos, muchos años ... Muchas personas han visto espíritus, escuchado una voz o sentido un descenso en la temperatura. Creo que están entre el aquí y más allá, que existen entre la cuarta y la quinta dimensión, y que nos visitan con frecuencia".




 









JOSE ANTONIO CARAV@CA


Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca.

domingo, 1 de diciembre de 2019

PROJECT BLUE BOOK: LA HISTORIA SE REPITE






En 1978 se estrenó con gran expectativa mundial la serie televisiva «Project U.F.O.» que pretendía ofrecer una fiel reconstrucción de los casos ovnis investigados por el proyecto BLUE BOOK, el grupo orquestado por la USAF para el estudio de los OVNIs y que estuvo operativo entre los años 1952/1969. La audiencia esperaba ver por fin el resultado de la famosa comisión y conocer la verdad en todo este entramado de los platillos volantes.
El interés inicial prometía y la prensa de la época se hizo eco de la noticia. La propuesta del creador de la serie Jack Webb era interesante. Presentar el día a día de dos agentes del gobierno de los Estados Unidos que formaban parte del citado Proyecto Libro Azul. En cada episodio se recogería los incidentes OVNIs mas interesantes investigados por todo el país. Sin embargo tras la emisión de los primeros capítulos pronto se comprobó que la serie televisiva se alejaba por completo de la realidad reflejada por los informes del Blue Book. La serie fue una gran decepción para los investigadores y aficionados al tema OVNI y los medios de comunicación se hicieron pronto eco del desencanto general 




La prensa de la época no tardó mucho tiempo en denunciar la poca credibilidad de la serie. En esta imagen se comprueba perfectamente el antes y el después en dos noticias.


Dos ejemplos. La serie Project UFO reflejó en uno de sus capítulos titulado "Sighting 4003: The Fremont Incident"; el célebre incidente OVNI de Socorro (Nuevo México 1964), que es uno de los eventos ufológicos mas documentados por el Blue Book y uno de los encuentros cercanos mas conocidos en los EEUU. Lo curioso es que los guionistas se alejaron por completo de la realidad del caso, añadiendo todo tipo de elementos inventados para la ocasión, incluido el aspecto de la aeronave, sus tripulantes y el símbolo observado. Por no hablar que Lonnie Zamora el testigo original del incidente que iba conduciendo un coche patrulla fue sustituido en esta ficción por un policía en moto. 
La gravedad es mayor teniendo en cuenta que en la fecha de la grabación de la serie casi todos los datos  recogidos por los encuestadores del Blue Book estaban disponibles para recrear,casi a la perfección, minuto a minuto, todos los detalles de este asombroso suceso.
En el capitulo titulado "Sighting 4011: The Doll House Incident" y dedicado al desconcertante encuentro de Joe Simonton (Wisconsin. 1964), los guionistas de la serie volvieron a describir el incidente a su manera, sin reflejar los verdaderos detalles del caso, tanto en el aspecto de los seres, la nave e incluso inventando el desarrollo general de la experiencia.




 
Pero lo mas curioso, es que 41 años después, la historia se repitió casi con exactitud. En 2019 se estrenó con gran publicidad de por medio, la serie «Project Blue Book» que, de nuevo, pretendía ofrecer las investigaciones sobre OVNIs del gobierno estadounidense de forma seria y rigurosa. En esta ocasión, incluso, se incluía entre sus personajes al célebre Dr. Hynek. Y es que mas que como una serie televisiva, se publicitó como documentales dramatizados que reflejaban fielmente lo ocurrido en aquellos turbulentos años de frenética actividad OVNI. Según afirmaba el canal «History Channel» en su proclamas para vender el producto: «Esta serie está inspirada en las investigaciones del Dr. J. Allen Hynek para la Fuerza Aérea de los EE. UU. sobre la existencia de OVNIs. Los casos descritos están basados en hechos reales».
Pero al igual que su predecesora del siglo pasado, las enormes expectativas cayeron en saco roto a las primeras de cambio. Con el visionado de los primeros capítulos quedaba claro que la fantasía prevalecía sobre los hechos reales, alejándose por completo de los verdaderos expedientes del Blue Book.
Por segunda vez, un intento de acercar al gran público las investigaciones gubernamentales de una de las comisiones oficiales mas célebres de todos los tiempos en el estudio de los OVNIs quedaron diluidas por la ciencia ficción.








JOSE ANTONIO CARAV@CA
 
Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca

viernes, 1 de noviembre de 2019

¿ESTA INVESTIGANDO EL EJERCITO DE LOS ESTADOS UNIDOS MATERIALES EXTRATERRESTRES?


 
 
 
 
Eso es al menos lo que se desprende de todas las informaciones que están circulando en internet y que relacionan de nuevo, a la polémica «To The Stars Academy» (TTSA) del exvocalista Tom Delongue con el ejército estadounidense en un asunto sobre OVNIs. Al parecer la organización de Delongue ha firmado un contrato para entregar diversos metamateriales de origen extraterrestre que tienen en su poder para que sean investigados por los militares. Pero ¿Qué hay de cierto en estas noticias? ¿realmente tienen materiales alienígenas en su poder? ¿el ejército está involucrado?
El investigador Travis J. Tritten en un artículo titulado «UFO Group Sharing Exotic Materials With Army for Combat Vehicles» (21/19/2019) anunciaba que: «Según los comentarios un nuevo acuerdo de investigación y desarrollo, indica que el Ejército está investigando si los materiales que un grupo externo dice que se recuperaron de varios ovnis pueden usarse como tecnología de vanguardia en vehículos de combate. La investigación preliminar está siendo realizada conjuntamente por el nuevo U.S. Army Futures Command y la To The Stars Academy, que ha obtenido lo que afirma son meta-materiales desconocidos que pueden tener orígenes extraterrestres y importantes aplicaciones útiles para los militares. El Army command fue creado el año pasado para encabezar la innovación tecnológica y la investigación de vehículos representa la primera cooperación formal entre el ejército y la To The Stars Academy of Arts & Science, formada en 2017 por el músico de rock y creyente en OVNIs Tom DeLonge. El grupo es más conocido por publicar videos ampliamente publicitados y autentificados desde las cabinas de un avión de combate de la Marina que parecen mostrar aviones desconocidos con capacidades de vuelo desconcertantes". Por su parte Joe Cannon, investigador principal del "U.S. Army Futures Command" ha comentado que: "El interés del Ejército en esos materiales, o realmente en cualquier material, es explorar cuál es su capacidad (...) Cualquier especulación sobre su origen creo que es irrelevante, ¿verdad? Han hecho (To The Stars Academy) afirmaciones técnicas que nos han interesado».
Según Travis J. Tritten: «La relación de investigación del Ejército surgió a través de Luis Elizondo, director de seguridad global y programas especiales del grupo, que tiene vínculos con la inteligencia y el Pentágono. Elizondo era un oficial de inteligencia militar que afirma haber estado involucrado en el programa secreto de identificación de amenazas aeroespaciales avanzadas de la Agencia de Inteligencia de Defensa. El Pentágono afirmó el lunes que era un supervisor especialista en inteligencia en la oficina del subsecretario de defensa para inteligencia entre 2008 y 2017 que fue cuando renunció. Pero Elizondo no tenía responsabilidades asignadas en el Programa de identificación avanzada de amenazas aeroespaciales y no fue asignado ni detallado a la Agencia de inteligencia de defensa, escribió la portavoz del Pentágono Sue Gough en un comunicado por correo electrónico».



La organización de Tom DeLongue va a colaborar con el ejercito estadounidense en la investigación de supuestos materiales extraterrestres...






Todo esto se confirmó en una nota titulada «The United States Navy Will Financially Support UFO Research», publicada por ell portal «Maritime Heral» (28/10/2019), donde se informaba de los pormenores del contrato firmado por el «TTSA» y el ejercito estadounidense para colaborar en el estudio de los supuestos metamateriales «extraterrestres» en poder de la organización de Tom Delongue: «Esta semana, el United States Army firmó un contrato para invertir 750.000 dólares en la investigación del TTSA, una organización cofundada por el ex asesor de la NASA y el Departamento de Defensa Harold Puthoff, y el ex agente de la CIA Jim Semivan.
TTSA "compartirá sus hallazgos" con el United States Future Navy Command que proporcionará a la organización laboratorios, así como otros recursos y apoyo. "En el Army Ground Vehicle Systems Center, esperamos esta asociación y posibles innovaciones técnicas futuras", dijo Joseph Cannon, del Comando de la Marina del Futuro de los Estados Unidos sobre la investigación antes mencionada. Además, un portavoz de la TTSA reveló a The New York Times, en septiembre pasado, que "ciertamente" había obtenido "muestras de materiales exóticos de ovnis", pero sin proporcionar más detalles».
Por su parte, Dustin Lothspeich en un artículo titulado «UFO Hunter Tom DeLonge's Agency Signs Contract With U.S. Army» (22/10/2019) aseguraba que: «El acuerdo recientemente firmado; "Acuerdo de Investigación y Desarrollo Cooperativo (CRADA)", establece que los investigadores del Ejército de EE. UU. trabajarán junto a los miembros del TTSA durante cinco años para estudiar e investigar más a fondo los materiales de la organización ("aleaciones extrañas", etc.) y tecnología de otro mundo sobre la que ya han estado realizando pruebas.


La «TTSA» asegura tener materiales y aleaciones de procedencia extraterrestre, obtenidos de incidentes ovnis que han interesado a los militares por sus aplicaciones tecnológicas.




Las soluciones tecnológicas de TTSA, que aprovechan los avances en la ciencia de los materiales, la ingeniería métrica en el espacio-tiempo, la física cuántica, la propulsión de energía de haz y el camuflaje activo, tienen el potencial de mejorar la supervivencia y la eficacia de múltiples sistemas del Ejército", se lee en un comunicado de prensa oficial del TTSA. "TTSA compartirá sus descubrimientos con Ground Vehicle System Center (GVSC) y Ground Vehicle Survivability and Protection (GVSP) y el Ejército de los EE. UU. Proporcionará laboratorios, experiencia, apoyo y recursos para ayudar a caracterizar las tecnologías y sus aplicaciones (...) "Nuestra asociación con el TTSA se sirve de una fuente emocionante y no tradicional de nuevos materiales y tecnologías transformadoras para mejorar las capacidades de nuestro sistema de tierra militar", dijo el Dr. Joseph Cannon, del Comando de Futuros del Ejército de EE. UU., En el comunicado de prensa. "En el Army's Ground Vehicle Systems Center, esperamos con interés esta asociación y las posibles innovaciones técnicas futuras"».

 

LAS PIEZAS QUE NO ENCAJAN
 
Pero la historia es mas compleja de lo que parece en primeras instancias con estas informaciones. El investigador Kevin Randle en un esclarecedor artículo titulado «TTSA, Metamaterial and the U.S. Army» (27/10/2019) ha mostrado su escepticismo ante este anuncio al comprobar que muchos de los supuestos metamateriales en posesión del TTSA ya han sido examinados hace años sin aportar ninguna prueba sobre su origen "extraterrestre". Es más, Randle muestra su desconcierto y asombro al comprobar que el ejército estadounidense ha picado el anzuelo sin antes comprobar las fuentes o antecedentes de los supuestos extraordinarios materiales obtenidos por el «TTSA»: «Aunque hay afirmaciones de que hay otras muestras de metamateriales en el mercado, aún no las hemos visto. Las personas que están promoviendo estos metamateriales son las mismos que estaban ahí fuera, literalmente, hace décadas, diciendo casi lo mismo. Los resultados de las pruebas que no eran favorables a la teoría de las visitas de los alienígenas fueron ignoradas o, en el peor de los casos, enterradas. Aquellos que sugerían algún tipo de tecnología extraterrestre fueron fuertemente promocionados. Pero el resultado final es que hace veinte años, esto no fue a ninguna parte y a menudo se olvida. Hoy el Ejército se ha subido al carro de la "tecnología alienígena" creyendo que toda esta "investigación" conducirá a la capacidad de disfrazar, ocultar o mejorar la capacidad del Ejército para confundir, engañar y derrotar al enemigo. ¿Parece que nadie se molestó en investigar la historia de las afirmaciones anteriores para enterarse de los dudosos antecedentes? Nadie quería hablar con los que habían encontrado el metal originalmente... o si esa fuente había muerto, para comprobar a los miembros de la familia que heredaron el material. ¿Y alguien pensó en comprobar si el abuelo, si alguien sabe realmente quién era, si había estado en Roswell en julio de 1947? Estas son preguntas básicas que parecen haber sido ignoradas o que no han sido formuladas. No parece que haya mucho más en este último anuncio de la TTSA que autopromoción y una cierta cantidad de autoengaño. No hay nada nuevo aquí. Sólo algunos de los jugadores han cambiado, pero están apoyados por los que han estado ahí durante décadas. Sus fracasos, sus prejuicios son ignorados. En lugar de eso, se nos ofrece una lista de credenciales que sugieren un intelecto superior que debe ser escuchado porque, bueno, ellos son más inteligentes que nosotros y saben todo acerca de estas cosas y nosotros no. El problema es que los que están promoviendo este asunto hoy día han fracasado en el pasado (...) aquí estamos de nuevo, obteniendo la mitad de la historia. Es sorprendente que nadie en el Ejército usara Google para aprender algo de estos antecedentes. Todo está ahí fuera. Todo lo que tenían que hacer era mirar».
 

 
El extraño tuit de Tom Delongue  que ha levantado muchas sospechas..
 



Y a todo estos extraños movimiento hay que sumar que Tom Delongue sorprendió a propios y extraños publicando un tuit (26/10/2019) donde aseguraba que su organización no era un grupo de investigación ovni:
«Es bueno señalar que @TTSAcademy NO es un "grupo de investigación de OVNIs" - somos un consorcio avanzado de investigación Aeroespacial, de Ciencia y Entretenimiento, dirigido por un Director de FMR de Progamas de Lockheed Martin SkunkWorks, múltiples Oficiales de Defensa e Inteligencia de alto rango / Físicos del DOD».


Y es que desde sus inicios no queda nada claro las intenciones de la «TTSA» y cuales son sus verdaderos objetivos.
Seguiremos esperando...
 
 
 

JOSE ANTONIO CARAV@CA


Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca
 
 
 
 
 

viernes, 25 de octubre de 2019

ADIOS A SALVADOR FREIXEDO




Hoy ha fallecido Don Salvador Freixedo a la edad de 96 años. Sin duda uno de los grandes nombres de la investigación OVNI a nivel mundial y uno de los mas celebres y destacados pensadores ufológicos de todos los tiempos. Junto a Jacques Vallée y John Keel, entre otros, comenzó a ampliar la visión sobre el paradigma OVNI a finales de los años sesenta del siglo pasado.
Su postura sobre el origen de las religiones le llevó a afirmar que: "Creo que las religiones, todas ellas sin excepción (las sectas pequeñas y modernas, y las sectas grandes y clásicas), son el gran instrumento que las "entidades cósmicas" han usado siempre para tenernos distraídos, con el propósito de que no progresemos y no caigamos en la cuenta de que ellas son las dueñas del mundo".

Aclarando que: "Hoy no se trata de saber si los Ovnis son reales o no. Hoy las preguntas que a propósito de ellos se formulan son muchos más profundas. Hoy se pregunta uno de qué realidad se trata, porque, debido en gran parte al fenómeno Ovni, la humanidad ha empezado a caer en la cuenta de que la realidad puede ser múltiple y de que <<nuestra>> realidad no es la única <<realidad>>. Hoy ya no se pregunta uno tanto de donde vienen qué son o que quieren. Hoy empezamos a preocuparnos por el enorme impacto que pueden tener y de hecho están teniendo en la evolución de la humanidad"

(Citas de Visionarios, Místicos y Contactos Extraterrestres. Salvador Freixedo 1977)



Descanse en paz maestro...



Su legado literario:
Extraterrestres y creencias religiosas (Extraterrestres y religión) (1971)
El diabólico inconsciente (Parapsicología y religión) (1973)
Visionarios, místicos y contactos extraterrestres (La religión entre la parapsicología y los OVNIS) (1977)
Israel, pueblo contacto (1978)
¿Por qué agoniza el Cristianismo? (1983)
Curanderismo y Curaciones por la Fe (1983)
¡Defendámonos de los dioses! (1984)
Las apariciones de El Escorial (Las Apariciones Marianas) (1985)
Religión, política y microcefália
El Cristianismo: un mito más (1986)
Los curanderos (1987)
La granja humana (Ellos, los dueños invisibles de este planeta) (1988)
La amenaza extraterrestre (1989)
Interpelación a Jesús de Nazaret (1989)
Apariciones religiosas : mito o realidad? ; una explicación a fenómenos como el de Villa Alemana (1989)
Los contactados (1991)
Los hijos de la Nueva Era (1992)
Los OVNIS, ¿una amenaza para la humanidad? (1992)
Biografía del fenómeno OVNI (1992)
¿Qué son los OVNIS? (1993)
Fenómeno OVNI: Evidencias (1993)
En los límites del universo (1994)
OVNIS y dioses depredadores (1995)
Las religiones que nos separan (1995)
Videntes, visionarios y vividores (1998)
Un gallego llamado Cristóbal Colón, redescubridor de América (2002)4​
La Expaña de Z (2010)
Teovnilogía (2012)
Iglesia, ¡despierta! (2015)

martes, 1 de octubre de 2019

50 ANIVERSARIO DE LA PUBLICACION DE PASAPORTE A MAGONIA

 
 
 
 
EL ORIGEN DE MAGONIA: SOBRE EL GRANIZO Y LOS TRUENOS (Agobardo de Lyon. 779-840 DC)


Para el título de su revolucionaria obra, un antes y un después en la ufología mundial, PASAPORTE A MAGONIA (1969) Jacques Vallée recurrió a un antiquísimo escrito un clérigo francés narraba las férreas creencias de los aldeanos, en un claro ejemplo de folclore europeo, en la existencia de un reino mítico, entre las nubes del cielo, denominado «Magonia» donde habitan unos extraños seres que surcaban los aires en barcos.

Tal y como refiere en su libro «Contra insulsam vulgi opinionem de grandine et tonitruis (Contra las necias opiniones del vulgo sobre el granizo y el trueno)» (815 dC): «Hemos visto y oído a muchos abrumados por tanta demencia, alienados por tanta estupidez, que creen y dicen que existe una determinada región, que llaman Magonia, de la que vienen naves sobre las nubes; los frutos que caen por el granizo y que se pierden por las tempestades son llevados en ellas a esta misma región; evidentemente, los navegantes aéreos dan regalos a los tempestarios y reciben a cambio los granos y el resto de frutos. Asimismo, se hallan cegados por tan profunda necedad, al creer que esto puede realizarse, que hemos visto a varios en una cierta asamblea de hombres exhibir a cuatro personas atadas, tres hombres y una mujer, como si hubieran caído de estas mismas naves. Por supuesto, tras estar detenidos con cadenas durante algunos días, finalmente, reunida la asamblea de hombres, los mostraron, como he dicho, ante nuestra presencia como para lapidarlos. Pero sin embargo, vencedora la verdad tras mucho razonamiento, estos mismos que los exhibían, según el texto profético, están confusos, como el ladrón se turba cuando es sorprendido».
 
Biografía publicada en la revista Stendek
 
 
 
 
 
 
Con «Pasaporte a Magonia» Vallée quería abrir un claro y estrecho vinculo entre las modernas creencias en los OVNIs y el folclore antiguo de muchas regiones del planeta que hablaban de hechos milagrosos relacionados con extrañas entidades venidas de los cielos. Pero lejos de situarlas en el marco de las supersticiones, para el investigador galo no había dudas que ambos fenómenos representaban diferentes aristas de un mismo desconocido y desconcertante paradigma. Así lo dejo escrito en su célebre ensayo: «El mecanismo de las apariciones, desde los tiempos legendarios e históricos hasta los modernos es siempre el mismo y sigue el modelo de los milagros religiosos. Varios casos, que llevan el refrendo oficial de la Iglesia Católica (Fátima, Guadalupe, etc.) no son más en realidad -si aplicamos las definiciones a rajatabla-, que fenómenos OVNIS en los que el ser asociados con los mismos ha entregado un mensaje que se refiere a creencias religiosas y no a fertilizantes o a ingeniería, como en otros casos».






JOSE ANTONIO CARAV@CA


Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca
 

lunes, 2 de septiembre de 2019

«DISTORSIÓN» EL IMPULSO QUE NECESITABA EL ESTUDIO DEL FENOMENO OVNI







XUS JC realiza una excelente crítica de mi libro DISTORSIÓN en su web LA RED DEL MISTERIO:

«Me encontraba en uno de esos corrillos maravillosos que surgen en los descansos de cualquier tipo de evento relacionado con el misterio cuando dije: «Cada vez estoy más cerca de creer que los fantasmas, los ovnis, la chica de la curva y todos los fenómenos habidos y por haber son la misma cosa: una distorsión de la realidad, una situación especial provocada por factores que desconocemos donde lo imposible se materializa convirtiéndose en real (o al menos pareciéndolo)». En ese momento hablábamos del fenómeno ovni y en ese momento expresaba, una vez más, que la hipótesis extraterrestre dejó de convencerme hace mucho. Tan sólo unos días después llegaba a mis manos el último libro publicado por el investigador gaditano José Antonio Caravaca: «Distorsión». Os resumo el resto.
- - - - -


Tengo que decir que, cuando abrí por primera vez las páginas de Distorsión, la teoría que da nombre al libro no era desconocida para mí. Sigo el trabajo de José Antonio Caravaca desde hace mucho tiempo y, cómo no, su particular explicación respecto a la naturaleza de los encuentros cercanos con ovnis; una explicación que, sea dicho de paso, me despertó «simpatía» desde el primer momento. Un libro escrito por J. A. Caravaca titulado Distorsión, obviamente, hablaba sobre su famosísima teoría de la distorsión. Por ello, mis expectativas respecto a su última obra descartaban cualquier tipo de sorpresa. Me equivocaba. Es cierto que Caravaca cuenta «lo de siempre» y defiende «lo de siempre»; pero lo nuevo, la sorpresa, es el libro en sí mismo.
La expresión de mi mujer cuando vio y abrió por primera vez el libro define cuál es la primera sensación que produce Distorsión: «¿Estás seguro de que vas a leerte esto?». Pregunta retórica no exenta de sarcasmo (no había dudas respecto a si me lo iba a leer o no) frente a un libro de algo más de seiscientas páginas, con una letra que no destaca por grande (aunque de buen tamaño para la lectura) y un interlineado poco generoso. Para quien no haya adquirido el libro antes de tenerlo en sus manos puede ser un detalle disuasorio, pero, como se podrá comprobar a lo largo de este artículo, pienso que el «esfuerzo» merece la pena. La portada, como es habitual en Guante Blanco, es llamativa, sugerente y muy representativa respecto a lo que hay en el interior.


LA EVOLUCIÓN DEL FENÓMENO OVNI
Aunque en la actualidad muchas personas siguen considerando a civilizaciones procedentes de planetas y galaxias lejanos las causantes del variopinto fenómeno ovni, esta teoría ha ido perdiendo adeptos progresivamente; sobre todo entre los investigadores (por algo será). Es un hecho que el fenómeno ovni (o, mejor dicho, su estudio) ha sufrido una progresiva transformación desde sus orígenes hasta nuestros días. Caravaca expone con argumentos, de forma eficaz y a golpe de casuística, por qué otras explicaciones han ido ganando terreno a esa hipótesis extraterrestre que, desde la explosión inicial hasta hoy, se tambalea cada vez más sin otro destino aparente que el KO definitivo. Distorsión es un alegato feroz e implacable contra la vieja teoría de que nos visitan habitantes de otros planetas.


CASOS Y CITAS
Si en algo son generosos Caravaca y su libro es en exponer un altísimo número de casos de encuentros cercanos con humanoides y una nada despreciable cantidad de citas de diferentes autores que han abordado el enigma ovni (Jacques Vallée, Carl Gustav Jung, J. J. Benítez, John Keel, Stanton T. Friedman, Salvador Freixedo…). Recorriendo Distorsión, el lector, además de leer a su autor y conocer su teoría, puede acercarse al pensamiento de esos otros investigadores y con ello a los diferentes puntos de vista y reflexiones que han ido conformando la historia de la ufología.
Respecto a la exposición de casos, es cierto que, en algún momento del libro, el lector puede llegar a sentir cierta saturación (casos, casos y más casos...). Es evidente que con cada experiencia Caravaca pretende demostrar la validez de su teoría, algo que, en mi modesta opinión, no logra al cien por cien (completo y matizo esto más adelante); pero puede, y no deja de ser cuestión de gustos, que al libro le «sobre» parte del texto. No obstante, finalizada la lectura, uno no lamenta haber leído ninguna de sus páginas.


BIGFOOTS, HADAS, APARICIONES MARIANAS...
¿Qué pintan en un libro sobre ovnis el bigfoot o las hadas? Pues precisamente que Distorsión no es un libro sobre ovnis, sino sobre la teoría de la distorsión, y, en ésta, englobar dentro del fenómeno experiencias que tradicionalmente han tenido «su propio espacio» es esencial. El lector se verá menos sorprendido por la inclusión de las apariciones marianas, ya que éstas llevan mucho tiempo siendo vinculadas al fenómeno ovni; sin embargo, el punto de vista de Caravaca es muy distinto al tradicional. En mi opinión es la parte más entretenida y clarificadora del libro.


LA TEORÍA DE LA DISTORSIÓN
Paradójica y muy inteligentemente, Caravaca habla muy poco de la teoría de la distorsión en sí misma. Se «limita» a sumergir al lector, a lo largo de quinientas páginas, en las premisas que sustentan a la teoría para, llegado el momento, vomitarla sin piedad dejando poco espacio para el reproche; dicho de otro modo, la explicación final justifica el trayecto recorrido. A pesar de ello, y por las razones que expondré a continuación, la teoría de la distorsión parece más el principio que la conclusión de algo.
La trayectoria del autor, treinta años investigando el fenómeno ovni, no constituye una garantía para las conclusiones alcanzadas, pero, obviamente, es un aval nada despreciable. No obstante, otros investigadores (también con muchos años de trabajo a sus espaldas) han llegado a conclusiones distintas; unas más cercanas, otras más alejadas. Como ya he comentado, las razones por las que Caravaca defiende con notable vehemencia su teoría, expuestas de forma generosa a lo largo del libro, a mí no me convencen al cien por cien. Pero no hago responsable de ello a nadie más que a ese fenómeno «empeñado» en ser tan escurridizo como absurdo. En mi opinión, el disparo de Caravaca no acierta en el centro de la diana, pero apunta en muy buena dirección.
Distorsión, con la teoría que en él se defiende, pone de manifiesto que queda muchísimo por investigar en relación al fenómeno ovni y, más en concreto, respecto al encuentro cercano con humanoides y otras extrañas criaturas. La virtud de esta peculiar teoría (muy compleja, por cierto) reside en eliminar las barreras en forma de creencia preestablecida que han impedido avanzar durante muchos años. No es poco, precisamente. Planteamientos como el que expone el investigador gaditano sirven para reactivar y reavivar el estudio de un fenómeno que, de otro modo, se había convertido en el camino hacia ninguna parte.

Me resisto a concluir sin alertar acerca del riesgo de que, como ha sucedido en el pasado (y por desgracia volverá a suceder), algunos sucumban a la tentación de elevar la teoría de la distorsión a la categoría de creencia y convertirla en esa explicación definitiva que tanto llevábamos esperando. Sería un error imperdonable que, paradójicamente, iría en contra de la propia naturaleza de la teoría. Para mí es el impulso que necesitaba el estudio del fenómeno ovni en particular, y de la casuística de lo «imposible» en general, para seguir avanzando en el intento de descifrar qué es la realidad o, lo que es lo mismo, quiénes somos».









jueves, 1 de agosto de 2019

ROSWELL: NAZIS, RUSOS Y SECRETOS INCONFESABLES



 
 
 
 
En 2001 el ufólogo Tim Cooper vendió todo su voluminoso archivo sobre OVNIs, que incluía mucha documentación desclasificada y filtrada por distintas agencias del gobierno estadounidense al Dr. Robert M. Wood. En 2002 el investigador británico Nick Redfern fue contratado por Wood para que ordenara y clasificara toda la información almacenada por Cooper. Tal y como narra Redfern en un artículo titulado «UFO Reports and Classified Projects, A Controversial Document» (24/07/2019): «En los archivos de Cooper había un documento titulado “Informes OVNI y Proyectos Clasificados”, que vi por primera vez en la habitación del motel del Condado de Orange, mencionada anteriormente. En el se ofrece una explicación muy controvertida, sin conexión con los ovnis, de lo ocurrido en Roswell en julio de 1947. Dudo que alguien del mundillo ufológico, aparte de mí mismo, Bob Wood y Tim Cooper, haya visto el documento en su forma original. Y me refiero a "original". No es una fotocopia. El extracto relevante dice lo siguiente, en relación con los programas militares clasificados del año 1947:"Uno de los proyectos en curso en ese momento incorporaba vehículos de reentrada que contenían radio y otros materiales radiactivos combinados con agentes de guerra biológica desarrollados por IG Farben para su uso contra las fuerzas de asalto aliadas en Normandía en 1944. Cuando una ojiva V-2 impactó cerca de la ciudad de Corona, Nuevo México, el 4 de julio de 1947, la ojiva no explotó, y la carga letal quedó expuesta a los elementos, lo que obligó al Proyecto de Armas Especiales de las Fuerzas Armadas a cerrar el lugar del accidente, en la prensa se publicó que lo que se encontró fueron los restos de una sonda de seguimiento de radar suspendido por globos”». Hay que tener en cuenta que la empresa IG Farben fue objeto de duras denuncias y acusaciones por parte del Proyecto de Investigación del Holocausto. Tal y como se señala Redfern en su escrito: “IG Farben era una Sociedad Limitada Alemana que era un conglomerado de ocho fabricantes de productos químicos líderes en Alemania, incluyendo Bayer, Hoechst y BASF, que en ese momento eran las firmas químicas más grandes en existencias. Antes de la Primera Guerra Mundial, estas empresas habían establecido una comunidad de intereses, Interessengemeinschaft, de ahí las iniciales IG que se fusionaron en una sola compañía el 25 de diciembre de 1925, constituyendo así la mayor empresa química en todo el mundo ".
¿Puede el incidente Roswell encubrir un siniestro experimentos basado en la tecnología nazi?

 




Britannica.com llegó al corazón de la peor parte del "trabajo" desarrollado por IG Farben cuando señala que: "Durante la Segunda Guerra Mundial, IG Farben estableció una planta de caucho y aceite sintético en Auschwitz para aprovechar el trabajo esclavo; La compañía también realizó experimentos con drogas en presos vivos. Después de la guerra, varios funcionarios de la compañía fueron condenados por crímenes de guerra (nueve fueron encontrados culpables de saqueo y expoliación de propiedades en el territorio ocupado y cuatro fueron declarados culpables de imponer trabajo esclavo y trato inhumano a civiles y prisioneros de guerra)". Aparece, dentro de las páginas del documento Informes OVNI y Proyectos Clasificados que Cooper consiguió, que alguien quiso hacer una conexión entre el caso Roswell de 1947 e IG Farben. Sin embargo, es importante tener en cuenta que Timothy Cooper optó específicamente por no publicar este documento en particular. De hecho, bien puede haber sido el único documento supuestamente filtrado que nunca hizo público. ¿Por qué Cooper optó por mantener este informe fuera del alcance de la comunidad ufológica? No lo sé. Quizás fue demasiado polémico incluso para Cooper, lo cual sin duda nos está diciendo algo. Sin embargo, lo que puedo afirmar con seguridad, es que, si no hubiera encontrado los documentos relevantes en los voluminosos archivos de Cooper en 2002, es muy dudoso que hubieran salido a la luz. Lo más probable es que si Cooper hubiera elegido revelar el documento, entonces probablemente habría creado una tormenta de fuego dentro de Ufología. Después de todo, vincular el caso del OVNI más famoso del mundo con la empresa IG Farben, relacionada con el Holocausto, habría provocado una enorme controversia y creado aún más desconfianza sobre las acciones del gobierno de Estados Unidos. Si los rusos estaban detrás de los informes de los OVNIS y los documentos de proyectos clasificados, como sospecho, entonces ese podría haber sido el objetivo». Por tanto, las informaciones manejadas por Redfern apuntarían a que el caso Roswell encubriría, en realidad, una experimentación ultrasecreta llevada a cabo por unidades especiales del ejército norteamericano en el desierto de Nuevo México. El conocimiento público de este proyecto hubiera ocasionado un gran escándalo mediático en todo el país al apoyarse de las crueles e inhumanas investigaciones médicas desarrolladas por la empresa IG Farben, en el terreno de las armas químicas, en campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

De ser cierta toda esta polémica documentación dejaría en muy mal lugar al gobierno norteamericano frente a sus conciudadanos y la opinión pública mundial, por lo que Redfern sospecha que la inteligencia soviética podría estar detrás de todo este asunto...
Sin duda el caso Roswell sigue generando noticias 72 años después de unos enigmáticos acontecimientos que, cada vez más, se desdibujan en la bruma del tiempo…








JOSE ANTONIO CARAV@CA


Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca