jueves, 15 de febrero de 2018

"Encuentros Cercanos con OVNIs: ¿Una arquitectura psiquica desconocida? Introducción a la Teoría de la Distorsión"





En breve estará en el mercado mi ultimo y esperado libro "Encuentros Cercanos con OVNIs: ¿Una arquitectura psíquica desconocida? Introducción a la Teoría de la Distorsión"...

El libro se publicará dentro de la colección ‘El círculo del misterio’ de la Editorial Guante Blanco, dirigida por Alberto Cerezuela, donde participaran algunos de los mejores investigadores y escritores del momento, entre otros, Juan José Sánchez-Oro Rosa y Mariano Fernández Urresti... 
Al frente del proyecto se encuentra el escritor y amigo Óscar Fábrega Calahorro...

Mas información en breve....

jueves, 1 de febrero de 2018

APARICIONES MARIANAS: MANIPULACION HUMANA CON SELLO DIVINO





Desde hace décadas, la manipulación de las creencias sobrenaturales ofrece a determinados individuos y organizaciones una potente arma de control mental que puede ser utilizada de muy diferentes formas y con muy diferentes propósitos. De hecho, las "devociones" que provocan las supuestas apariciones marianas, brindan un sugerente e interesante campo operativo para la implantación de falsas experiencias con diversos objetivos psicosociales. En el presente trabajo vamos a ver tres claros ejemplos, diseminados en el tiempo, de cuanto decimos. Y obviamente esto solo representa la punta del iceberg…


UNA MISTERIOSA IMAGEN SOBRE LA PARED
En Knock (Irlanda), el 21 de agosto de 1879 se produjo una controvertida aparición mariana. Sobre las 20:00 horas un grupo de vecinos del pequeño pueblo observaron una extraña luminosidad sobre la pared de la iglesia parroquial de San Juan el Bautista. Al acercarse comprobaron que se trataba de una aparición milagrosa compuesta por una imagen religiosa con varios personajes. En el centro del conjunto, y como figura principal, estaba la Virgen María, con los ojos y las manos levantadas hacia el cielo, a su derecha estaba San José, y, a su izquierda había una figura de un hombre, con un libro en la mano. Mary Byrne, la testigo principal, identificó a este personaje como San Juan el Evangelista. La aparición fue presenciada por 15 testigos durante al menos 2 horas y ninguna de las figuras que componían este conjunto se movió en ningún momento. Aunque estaba lloviendo, la pared donde se “proyecto” aquella imagen permaneció seca. Desde otros lugares, algunos lugareños aseguraron haber visto, solamente, una potente luz. Una de las testigos, Bridget Trench dijo: "No había movimiento o señal activa de vida sobre las figuras, y no podía decir si eran o no seres vivientes o en su lugar aparentaban serlo o no". Patrick Hill afirmó que: “parecían tener cuerpo y vida, pero no hablaban. Si nos acercábamos a ellas, estas se alejaban un poco hacia la pared”. Aunque alguno de los observadores, como Patrick Beirne, dijo que la intensidad de la aparición era como la luz de la luna, por tanto, su luminosidad no era tan extraordinaria como se indicaba. Además, la imagen parecía retroceder cuando los testigos se aproximaban a ella.


Sobre la pared aparecieron unas imágenes estáticas...






Desde hace años algunos estudiosos están convencidos que esta presunta aparición fue en realidad una simple proyección de una diapositiva emitida desde una "linterna mágica", una suerte de proyector muy conocido en la época. De hecho se sospecha concretamente de algunos policías que pudieron estar implicados en los hechos. El periodista irlandés Eoghan Harris sugirió en 2009 que la aparición de la Virgen María en 1879 era en realidad una falsificación. Según publicó en el periódico “Sunday Independent”, su abuelo, que era agricultor en el pueblo en aquellas fechas, creía, como muchos otros vecinos en ese momento, que la visión fue obra de dos policías locales con la ayuda de una linterna mágica. Ambos fueron los encargados de proyectar la imagen sobre la pared de la iglesia. Pero ¿Cuáles fueron sus intenciones? El investigador David Berman acusa directamente al Arzobispo Bartholomew Cavanagh, en colaboración con un policía del pueblo, de perpetrar la farsa. Al parecer un alto miembro de la judicatura irlandesa dijo que tenía un amigo abogado que afirmó que durante la semana en que sucedió la aparición, el Arzobispo Cavanagh contrató una linterna mágica de su abuelo. Además, para mayor sospecha, se dio la circunstancia que no se pudo localizar a Cavanagh durante la aparición.  Igualmente se especuló que alrededor del religioso había algunas extrañas situaciones que nunca fueron aclaradas. Desde una apropiación indebida del dinero recaudado después de la aparición, hasta la tesis de Tom Jennings, que escribió un libro llamado "The Story of Knock" donde afirmaba que la noche elegida por un enfadado vecino del pueblo para darle una lección al sacerdote, cortándole las orejas, fue curiosamente la noche del 21 de agosto de 1879. La virgen salvó al parraco…



CUANDO LA VIRGEN SURGIO DE UN PROYECTOR
Durante la Primera Guerra Mundial a principios del Siglo XX (1914/1919), durante el famoso asedio por parte del ejército ruso de la ciudad austriaca de Przemysl (1914/1915, Polonia), se produjeron unas extrañas apariciones marianas que sobresaltaron a casi todos los presentes. Algunas noches de marzo de 1915, sobre el cielo oscuro surgía una resplandeciente imagen de la Virgen y el niño Jesús, que los austriacos interpretaron como una señal celestial de que debían aguantar estoicamente el asedio. Así mismo, en el otro bando, provocaba el efecto adverso, haciendo pensar a las tropas rusas que sus enemigos contaban con ayuda divina. Pero, al parecer detrás de estas apariciones marianas había una elaboraba estrategia militar. J. E. Murphy, en un reportaje publicado en “Popular Mechanics Magazine”, el 17 de noviembre de 1917, explicaba cómo pudieron producirse estas “visiones” celestiales. Según todos los informes registrados, las visiones solo se producían durante la noche. Y, al parecer, sólo lo hacían cuando el cielo estaba cubierto de nubes bajas. Además, que se tratara de una imagen fija, sin movimiento alguno, como si fuera una fotografía o dibujo, hizo sospechar a los mandos rusos que se trataba de una novedosa y original estrategia militar austriaca para levantar la moral de sus tropas y de la población. Los rusos creían que la imagen de la Virgen se proyectaba con un estereopticón (un stereopticon es un proyector de diapositivas o linterna mágica, que tiene dos lentes, por lo general una encima del otro) sobre las nubes de lluvia, que suelen estar a una altura de aproximadamente 800 metros. Murphy explicaba en su artículo que proyectar imágenes desde la tierra sería mucho más complicado, ya que se necesitaría una luz demasiado potente, además de otras dificultades que podrían ser imposibles de superar en aquella época. Sin embargo,  con la ayuda de un aeroplano, de dos plazas, todo hubiera sido más fácil, ya que equipado con un "estereopticón", el copiloto, podría proyectar la imagen sin problemas sobre las nubes que haría de pantalla perfecta. Observada desde el suelo la imagen se vería como un objeto altamente luminoso de, al menos, treinta pies de diámetro. La visión de esta aparición en las noches oscuras podría haber maravillado y sobrecogido a toda una ciudad sitiada en guerra. Varios testigos de las supuestas apariciones marianas, aseguraban que la imagen era idéntica a la que se hallaba en la iglesia de Czenstochowa. 


La "Virgen" fue proyectada desde una avion
La proyección tenía un doble objetivo... Aumentar la moral de las tropas sitiadas y amedrentar al enemigo




Y como asegura Murphy: "Al margen el medio preciso utilizado para proyectar las imágenes, no cabe ninguna duda de que produjeron el efecto deseado. Cada vez que se veía la imagen de la Virgen María revoloteando sobre la ciudad, los austríacos, creyendo que estaban bajo protección divina, tomaban la esperanza, mientras que los prusianos se aterrorizaban. Durante horas después de cada aparición de la visión, era imposible persuadir o forzar a los soldados rusos a disparar, y se informó que debido a estos hechos la toma de la ciudad se retrasó durante semanas. En un caso típico, un comandante ruso, sospechando un truco de los aviadores austríacos, ordenó que se dispararan una batería contra la visión, con la esperanza de derribar el avión que causaba tal desmoralización entre sus tropas. En lugar de obedecer, todos los hombres de la batería cayeron de rodillas y rezaron". De hecho el asedio se prologó durante 133 días, hasta que los rusos tomaron la ciudad (24/09/1914-22/03/1915).


FIDEL CASTRO EL “ANTICRISTO”
En abril de 1982 centenares de cubanos se sobrecogieron al observar un fuerte fogonazo de luz en plena bahía de La Habana.  Tras este estallido luminoso apareció la figura de la Virgen María con los brazos abiertos. Aunque el gobierno castrista intento silenciar los hechos, en poco tiempo, casi toda la isla conoció la historia del insólito milagro. Según refleja el investigador Andreas Faber Kaiser en su libro “Las nubes del engaño” (1984), hubo más manifestaciones de la Virgen en la bahía de Mariel, e incluso los militares dispararon sus armas. Faber Kaiser indicaba que: “La Virgen hace acto de presencia en Cuba, por casualidad o con intención, poco antes de los cambios importantes de gobierno. Así, fue vista poco antes del final de la guerra de la Independencia, en los últimos años del siglo pasado. En el año 1933, la Virgen apareció poco antes del derrocamiento del dictador Gerardo Machado. 


Entre los numerosos intento de la CIA para derrocar a Fidel Castro, idearon un plan que consistía en soliviantar a la población con apariciones celestiales en contra del comandante.





Y finalmente, la imagen venerada volvió a presentarse, esta vez en Santiago de Cuba, días antes de que el propio Fidel Castro, a finales de diciembre de 1958, afianzara el éxito de su revolución contra el régimen de Fulgencio Batista. Aprovechando esta coyuntura latente en el subconsciente popular, que asocia la aparición de la Virgen con un próximo cambio de régimen, los servicios de inteligencia norteamericanos situaron en abril de 1982 a un submarino en la posición adecuada para lanzar un holograma de la imagen de la Virgen sobre la bahía de La Habana. Mis averiguaciones propias cerca de fuentes cubanas confirman estas informaciones procedentes de contactos norteamericanos, subrayando la presencia del submarino como foco de este fenómeno, por cuanto dichas fuentes cubanas notificaron que en un hospital fue ingresado un hombre que había ido a bucear. Fue ingresado sin conocimiento y cada vez que se le intentaba reanimar abría los ojos desmesuradamente, como si estuviera viendo una visión, y volvía a desmayarse. Además de esto, en determinado momento, la imagen de la Virgen se hundió en el mar, para volver a salir inmediatamente. No sólo se trataba por parte de la Inteligencia norteamericana de activar los resortes de la consciencia popular, sino de un más sutil ensayo de condicionamiento mental en el que entraban en juego los propios estratos de superstición ancestral latentes en la misma persona de Fidel Castro”.
En 1975 durante una investigación gubernamental sobre las actividades de inteligencia de las diferentes agencias, Thomas A. Parrott, que estuvo empleado en la CIA 24 años, y que ocupó el cargo de Subdirector Asistente de Programas de Inteligencia Nacional reveló que se habían realizado diferentes operaciones que pretendían fomentar algunas creencias, como la religión, la mitología y las leyendas, para conseguir determinados objetivos. A través de su testimonio se supo que tuvieron en mente un extravagante plan para acabar con Fidel Castro, enemigo público Nº1 de la inteligencia norteamericana durante muchos años. Este disparatado proyecto consistía en proyectar, desde un submarino, sobre nubes bajas en Cuba, la imagen de Jesucristo, anunciando que Castro era el anticristo. Esta puesta en escena iba a ser acompañada de un fuego de bengalas luminosas desde el mismo navío. Al parecer ninguna de estas experimentaciones tuvo éxito, pero demostraron el interés de los servicios de inteligencia norteamericanos por la propagación de creencias sobrenaturales.











JOSE ANTONIO CARAV@CA

Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca.


lunes, 1 de enero de 2018

¿DONDE ESTAN LOS VERDADEROS EXPEDIENTES OVNIS DEL GOBIERNO NORTEAMERICANO?






La irrupción de los “OVNIs del Pentágono” en un artículo del prestigioso periódico “The New York Times” ha vuelto a colocar a los platillos volantes en el disparadero mediático. Sin embargo, nada de lo narrado en esas páginas es totalmente nuevo para los ufólogos, que desde hace décadas conocen sobradamente el interés de las autoridades por los No Identificados...
Y es que, prácticamente, desde el mismo arranque de la era moderna de los OVNIs el todopoderoso gobierno de los Estados Unidos ha realizado cuantiosos esfuerzos, en forma de comisiones y proyectos, para desentrañar el misterio de este desconcertante fenómeno. Aunque la mayoría de los investigadores creen que los resultados y los archivos de dichos estudios nunca han trascendido por completo a la opinión pública.

Entre los años 1947 y 1949 la USAF (la Fuerza Aérea estadounidense) creó el Proyecto Sign, cuyas conclusiones, nunca divulgadas de manera oficial, parecían confirmar la realidad “extraterrestre” de los OVNIs. Ante estas alarmantes estimaciones, que obviamente no gustaron a las autoridades, la USAF, decidió eliminar dicha comisión y entre los años 1949 y 1951 instauró el Proyecto Grudge, cuyos resultados son antagónicos a la anterior comisión: “No hay evidencia de que los objetos informados sean el resultado de un desarrollo científico exterior avanzado; y, por lo tanto, no constituyen una amenaza directa para la seguridad nacional.  En vista de esto, se recomienda que se reduzca el alcance de la investigación y el estudio de informes de objetos voladores no identificados.  Sede El Comando AMC de Material Aéreo continuará investigando informes en los que las aplicaciones técnicas realistas estén claramente indicadas”.
Según algunas fuentes las conclusiones de la primera comisión de estudio del gobierno estadounidense estaban a favor de la hipótesis extraterrestre del fenómeno.
La respuesta a las explosivas conclusiones del Proyecto Sign fue su cancelación y la puesta en marcha del Proyecto Grudge para acallar cualquier duda sobre los OVNIS.



Concluido el Proyecto Grudge, entre los años 1952-1969, la USAF reinicia sus investigaciones una vez más, cuando organiza el famoso Proyecto Blue Book, que, hasta el presente, es la comisión de estudio OVNI más longeva de las que ha acometido las autoridades norteamericanas para desvelar el enigma de los platillos volantes. Aunque se pretendía ofrecer una mayor transparencia a la sociedad, el Blue Book también estuvo envuelto en la constante polémica. Las conclusiones finales del informe indicaban que "ningún OVNI reportado, investigado y evaluado por la Fuerza Aérea ha dado alguna indicación de amenaza a nuestra seguridad nacional; no ha habido evidencia presentada o descubierta por la Fuerza Aérea de que los avistamientos catalogados como "no identificados" representen desarrollos tecnológicos o principios que van más allá del alcance del conocimiento científico actual; no ha habido evidencia que indique que los avistamientos categorizados como "no identificados" sean vehículos extraterrestres"..
Mientras el Blue Book acababa de iniciar su investigación, en el año 1953, la CIA patrocinó la formación del "Panel Robertson", dirigido por el físico H.P. Robertson, del California Institute of Technology, en el que es considerado el primer grupo de científicos no militares que son “reclutados” para estudiar el tema OVNI. El Panel concluyó por unanimidad que “no había evidencia de una amenaza directa a la seguridad nacional en los objetos avistados"..


En enero de 1953, la CIA quiso que el Dr. Howard P. Robertson, del Instituto de Tecnología de California, evaluara "cualquier posible amenaza a la seguridad nacional planteada por objetos voladores no identificados y hacer recomendaciones al respecto". "Después de cuatro días, en los que se dedicaron 12 horas a revisar los datos recabados por la USAF, el Panel Robertson determinó que los OVNIs no eran una amenaza ni naves procedentes del espacio.

El profesor Edward Condon responsable del Informe Condon. Las investigaciones conducidas bajo su mandato estaban  encaminadas a demostrar la inexistencia de los OVNIs.
El autor del reportaje con el voluminoso informe publicado por el Informe Condon.




También mientras estaba operativo el Blue Book, entre los años 1966-1968 se creó el denominado Informe Condon, dirigido por el Dr. Edward Condon de la universidad de Colorado, donde una vez más, se presentaba ante la sociedad un presunto estudio aparentemente independiente del estamento militar (acusado siempre de ocultismo en sus acciones). Sus conclusiones, envueltas en la polémica, ya que estaban establecidas antes incluso de iniciar sus pesquisas, es que el fenómeno Ovnis carecían de relevancia científica y además solicitaban la cancelación del Blue Book.
Al margen de estas comisiones oficiales, de forma secreta, la CIA desde la década de los cincuenta hasta los noventa, creó varias comisiones de estudio sobre OVNIs. Según el informe elaborado por la agencia de inteligencia: “Role in the Study of UFOs, 1947-90 (A Die-Hard Issue)”, "los funcionarios de la CIA también analizaron el problema OVNI para determinar qué avistamientos de OVNIs podrían informarles sobre el progreso soviético en cohetes y misiles y revisaron sus aspectos de contrainteligencia". En su página web llegó a decir que: "Aunque la CIA no estaba afiliada directamente en el proyecto BLUE BOOK, la Agencia desempeñó un importante papel en la investigación de OVNIS en 1940 y 1950, que condujo a la creación de varios estudios, programas y paneles" (...) Con más de 20 años de investigaciones, desde finales de la década de los cuarenta hasta la terminación del proyecto BLUE BOOK en 1969, la CIA y la USAF han aprendido, una cosa o dos, acerca de cómo investigar un avistamiento ovni. Mientras que la mayoría de los funcionarios del gobierno y los científicos en la actualidad despachan los informes sobre platillos voladores como una reliquia pintoresca de la década de 1950 y 1960, todavía es mucho lo que se puede aprender de la historia y la metodología de "inteligencia" aplicada a los platillos voladores"..


El Blue Book el proyecto de investigación OVNI gubernamental mas conocido del mundo.




Y el último comité dedicado al estudio de los OVNIs, auspiciado por el gobierno estadounidense, fue emprendido entre el año 2007-2012, cuando el Pentágono subvencionó la creación del "Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales" para el estudio de las posibles amenazas para la seguridad nacional que pudieran provenir de aeronaves no identificadas. Sus conclusiones y verdaderas motivaciones no han quedado esclarecidas aún.
De todo lo que hemos expuesto se deducen varios puntos importantes:
1.- Los OVNIs han interesado a las autoridades norteamericanas.
2.- Fruto de dicho interés, el gobierno estadounidense ha organizado hasta 6 comisiones oficiales para intentar averiguar que se escondía tras el fenómeno OVNI. O lo que es lo mismo, la USAF, la CIA y otros organismos del gobierno y civiles subcontratados, han estado casi 30 años investigando OVNIs.
3.- Pese a que dichas comisiones han elevado continuas y repetidas conclusiones negativas sobre la trascendencia de los OVNIs, las autoridades han seguido embarcadas en el estudio de los platillos volantes año tras año.¿Es esto lógico?


¿EXISTE UN GRUPO EN LA SOMBRA?
Aunque el gobierno ha indicado siempre que la transparencia de sus investigaciones están fuera de toda duda, los ufólogos y los medios de comunicación han cuestionado esto durante décadas, denunciando la ocultación de información así como la manipulación de las conclusiones por parte del gobierno.
Pero ¿cual es la realidad? ¿se ha contado toda la verdad? ¿se oculta información al ciudadano??
¿Donde están los archivos OVNIs del gobierno estadounidense?





Que se hayan iniciado tantas y tan diferentes comisiones de estudio para la investigación del tema OVNI es bastante sospechoso. Muy sospechoso. Pocos temas, aparentemente tan marginales y desdeñados como el asunto de los platillos volantes a nivel oficial ha suscitado tanto debate e interés gubernamental. Por lo que no es descabellado pensar que, al margen de estas comisiones públicas, en la sombra, se haya estado desarrollando un plan paralelo de investigación OVNI.
Es muy probable, que, desde el año 1947, haya existido en la clandestinidad, un grupo muy reducido de personas cuya misión ha sido la de acopiar y analizar documentación sobre el fenómeno OVNI de forma muy discreta. Un grupo con una financiación oculta e irrastreable en los presupuestos del gobierno y cuya existencia es desconocida hasta por el presidente de los Estados Unidos. Esta organización estaría compuesta por un número muy reducido y selectivo de funcionarios (militar, científico, etc.), que trabajaría de forma independiente a cualquier tipo de control o evaluación del congreso, lo que facilitaría que dicho operativo haya pasado inadvertido hasta la fecha. Por lo que, es muy posible, que, en los archivos de este grupo, escondidos en algún lugar recóndito e inaccesible, podamos hallar los verdaderos expedientes OVNIs del gobierno estadounidense. Pero esto no parece que vaya a ocurrir a corto plazo, y mientras tanto, las autoridades sólo nos ofrecen las capas más superficiales del fenómeno. Las capas que nos sumergen en eternos y estériles debates...






JOSE ANTONIO CARAV@CA


Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca.

sábado, 23 de diciembre de 2017

OVNIS: LAS 50 MEJORES EVIDENCIAS







¿Quieres conocer los mejores casos OVNIs de la historia? ¿los secretos de las investigaciones oficiales del gobierno estadounidense? ¿las mejores fotografías OVNIs? ¿las mejores evidencias? ¿las opiniones de los investigadores más destacados sobre este fenómeno? Todo esto y mucho más en un libro repleto de información sobre uno de los mayores enigmas de nuestro mundo... LOS OVNIS...
Estas son algunas de las palabras de lo experto recogidas en el libro:




Stanton Friedman: “El término OVNI es demasiado amplio. Yo prefiero hablar de “Platillos Volantes”. Todos los “Platillos Volantes” son OVNIS. Por el contrario, sólo un pequeño porcentaje de los OVNIS pueden ser considerados “Platillos Volantes”.





Clas Svahn: “Los pocos informes fiables que se producen cada año indican, que existe un fenómeno físico, y que no todas las observaciones están en la mente del observador, sino que existe algo que muy bien podría ser investigado con instrumentos y herramientas utilizadas por la ciencia ordinaria”.





Manuel Carballal: “Aun no compartiendo la HET (Hipótesis Extraterrestre), mi opinión es que el fenómeno OVNI es, de todos los aspectos del mundo de las anomalías, el más enriquecedor”.





Moisés Garrido: “Mi enfoque del Fenómeno OVNI ha ido variando con el paso de los años y conforme he profundizado en aspectos que en un principio no contemplaba, pero que a posteriori he considerado fundamentales para ahondar en estas complejas experiencias anómalas protagonizadas por infinidad de testigos de todo el mundo, al margen de su condición social, cultural o religiosa”.





Josep Guijarro: “Hoy sabemos que, en líneas generales, el fenómeno no es ni amigo ni enemigo de nadie por lo que la mayoría de gobiernos ha empezado a desclasificar documentos relativos al mismo que conservaban en sus archivos.
También sabemos que es real. En los últimos 65 años hemos recogido millones de testimonios que dan fe de su existencia. También disponemos de miles de fotografías, vídeos, seguimientos radar y otro tipo de materiales (como huellas sobre el terreno o los efectos físicos sobre los testigos) que descartan que se trate de una alucinación, una moda o algún fenómeno convencional que ha permanecido inidentificable para los testigos”.






Luis Mariano Fernández: “Es un fenómeno tan difícil, tan complejo, tan absurdo y tan increiblemente viejo que uno no puede pretender tener la verdad, ni siquiera parte de ella. A estas alturas del negocio yo ya no me planteo si los OVNIs existen o no existen. Una vez deducidos los errores, los engaños, los posibles fraudes, etc…, lo que queda, que es un porcentaje bastante importante en el mundo entero, para mí, y creo que para muchos investigadores antes que yo por supuesto, son astronaves generalmente tripuladas por civilizaciones que no tienen nada que ver con nosotros, con la civilización humana. ¿Vienen del espacio exterior? ¿Vienes de otras dimensiones? ¿Se trata de un fenómeno inteligente que juega con nuestras mentes y que utiliza “disfraces” según el testigo y el contexto sociocultural de la época en que se manifiesta?”







Philip Mantle: “A lo largo de años, desde 1980, he investigado todo tipo de avistamientos OVNIS y experiencias, e incluso he tenido la oportunidad de ver dos OVNIs. Con el paso del tiempo, empecé a creer que la hipótesis extraterrestre no servía como "evidencia". Estaba perplejo tras comprobar cómo en algunas ocasiones los OVNIs actuaban como un vehículo físico, compuesto de "tuercas y tornillos", que era capaz de dejar marcas en el suelo, etc, para, a continuación, en otra ocasión, comportarse como un "fantasma" que no deja rastros de su presencia”.






Fernando Silva Hildebrandt: “Cuanto más pienso en OVNIs más lejos me encuentro de las explicaciones comunes o sencillas, por eso he comenzado un camino al que llamo “misterios sin etiquetas”. Una senda que me ha llevado a coincidir con personas que, de alguna manera y desde sus posturas, coinciden en que lo que “vemos” es apenas una parte de lo que sucede. De hecho, creo que sufrimos de un caso grave de miopía cultural, tanto que impide veamos al misterio de la manera natural e incluso proactiva que oficiaban nuestros antepasados. Tampoco soy capaz de aprobar o descartar la teoría extraterrestre”.






Débora Goldstern: “A diferencia de otros observadores, mi opinión sobre la cuestión OVNI siempre mantuvo cierta distancia, tal vez en búsquedas de respuestas más elaboradas a las conocidas habitualmente. Un primer descarte ocurrió con la temática extraterrestre, tan vinculada a la irrupción de este misterio aéreo. Sencillamente me costaba imaginar una nave interplanetaria cruzando los espacios, para una noche cualquiera, aparecerse en un barrio de los suburbios, súbitamente materializándose como por arte de magia. Me era difícil creerme tan importante”.






Miguel Pedrero: “Los No Identificados se muestran ante los testigos en el lugar y momento precisos para ser avistados. Sin duda, se trata de una gran puesta en escena: los OVNIs y sus “pilotos” son observados porque pretenden que sea así”.




SI QUIERES CONSEGUIR EL LIBRO PICHA AQUI


domingo, 17 de diciembre de 2017

LOS OVNIS DEL PENTAGONO: El eterno interés del gobierno estadounidense en el fenómeno OVNI







En los presupuestos anuales de 600 mil millones de dólares destinados al Departamento de Defensa, los 22 millones gastados en el "Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales" eran casi imposibles de rastrear. Así es como el Pentágono lo quería. Durante años, este programa investigó informes de objetos voladores no identificados, según funcionarios del Departamento de Defensa, que han sido entrevistados por periodistas de “The New York Times”.
Fue dirigido por un oficial de inteligencia militar, Luis Elizondo, en el quinto piso del anillo C situado en el Pentágono, en el interior del laberintico edificio. El Departamento de Defensa nunca antes había reconocido la existencia del programa, que asegura clausuró en 2012. Pero sus patrocinadores afirman que, aunque el Pentágono terminó de financiarlo, el programa sigue activo. Durante los últimos cinco años, dicen, los funcionarios del programa han seguido investigando episodios enviados por miembros del servicio, mientras que también han cumplido con sus otras tareas del Departamento de Defensa. El oscuro programa -partes de él siguen siendo clasificadas- comenzó en el año 2007, e inicialmente fue financiado en gran parte, a petición de Harry Reid, el demócrata de Nevada que era el líder de la mayoría del Senado en ese momento y que durante mucho tiempo ha tenido un interés en los fenómenos espaciales. La mayor parte del dinero se destinó a una empresa de investigación aeroespacial dirigida por un empresario multimillonario y viejo amigo del Sr. Reid, Robert Bigelow, que actualmente trabaja con la NASA en tecnología aplicable al espacio. En programa "60 minutos" de la CBS, emitido en mayo, el Sr. Bigelow dijo que estaba "absolutamente convencido" de que los extraterrestres existen y que los OVNIS han visitado la Tierra. Trabajando en la compañía con sede en Las Vegas del Sr. Bigelow, el programa redactó informes que describen avistamientos de aeronaves que parecían moverse a velocidades muy altas sin señales visibles de propulsión, o que flotaban sin medios aparentes de elevación. Los periodistas del citado periódico pasaron mucho tiempo rastreando el paradero de los 22 millones dólares. Funcionarios del programa también han estudiado varios videos de encuentros entre objetos desconocidos y aviones militares estadounidenses - incluyendo uno emitido en agosto, donde se observa un objeto ovalado blanquecino, del tamaño de un avión comercial, perseguido por dos aviones de combate F/A-18F de la Armada pertenecientes al portaaviones Nimitz situado en la costa de San Diego en 2004. El Sr. Reid, quien se retiró del Congreso este año, dijo que estaba orgulloso del programa. “No estoy avergonzado, ni molesto tampoco lamento haber hecho esto", dijo el Sr. Reid en una entrevista reciente en Nevada. “Creo que es una de las mejores cosas que hice en mi servicio en el Congreso. He hecho algo que nadie había hecho antes". 

La CNN también habla de OVNIs


La noticia esta dando la vuelta al mundo.





Otros dos ex senadores y miembros principales de un subcomité de gastos de defensa - Ted Stevens, republicano de Alaska, y Daniel K. Inouye, demócrata hawaiano - también apoyaron el programa. El Sr. Stevens murió en 2010, y el Sr. Inouye en 2012. Aunque no aborda los méritos del programa, Sara Seager, astrofísico del M. I. T., advirtió que no conocer el origen de un objeto no significa que sea de otro planeta o galaxia. “Cuando la gente dice que observa fenómenos verdaderamente inusuales, a veces vale la pena investigarlos seriamente ", dijo. Pero, agregó, “lo que la gente a veces no entiende de la ciencia es que a menudo tenemos fenómenos que permanecen inexplicables". James E. Oberg, ex ingeniero del transbordador espacial de la NASA y autor de 10 libros sobre el vuelo espacial que a menudo desacredita a los avistamientos de OVNIs, también se mostraba prudente. “Hay un montón de eventos prosaicos y errores en la percepción humana que pueden explicar estas historias ", dijo el Sr. Oberg. “Hay mucha gente circulando por el aire y no quieren que otros lo sepan. Están contentos de acechar sin ser reconocidos por el ruido, o incluso camuflados para no ser descubiertos". Aun así, el Sr. Oberg dijo que acogía con agrado la investigación. "Podría haber una perla allí oculta", aseguró. En respuesta a las preguntas de “The Times”, los funcionarios del Pentágono reconocieron este mes la existencia del programa, que comenzó como parte de la Agencia de Inteligencia de Defensa. Los funcionarios insistieron en que el esfuerzo había terminado después de cinco años, en 2012. Se determinó que había otros asuntos de mayor prioridad que merecían financiación, y fue en el mejor interés del Departamento de Defensa hacer un cambio ", dijo en un correo electrónico el portavoz del Pentágono, Thomas Crosson, refiriéndose al Departamento de Defensa.  Continuó trabajando en su oficina del Pentágono hasta el pasado mes de octubre, cuando renunció para protestar contra lo que calificó de excesivo secreto y oposición interna.
Los OVNIS han sido investigados repetidamente durante décadas en los Estados Unidos, incluso por el ejército estadounidense. En 1947, la Fuerza Aérea comenzó una serie de estudios que investigaron más de 12.000 informes OVNIs, antes de que terminara oficialmente en 1969. El proyecto, que incluía un estudio llamado Proyecto Libro Azul, iniciado en 1952, concluyó que la mayoría de los avistamientos involucraban estrellas, nubes, aviones convencionales o aviones espía, aunque 701 casos quedaron sin explicación. Robert C. Seamans Jr., entonces secretario de la Fuerza Aérea, dijo en un memorándum que anunciaba el fin del Proyecto Libro Azul afirmando que "ya no se puede justificar ni por motivos de seguridad nacional ni en interés de la ciencia". El Sr. Reid dijo que su interés en los OVNIS surgía de su amistad con el Sr. Bigelow. En 2007, el Sr. Reid dijo en la entrevista, que el Sr. Bigelow le informó que un funcionario de la Agencia de Inteligencia de Defensa se había acercado a él queriendo visitar el rancho su en Utah, donde trasladó la investigación. 

¿Se producirán nuevas noticias en torno a estos estudios?





El Sr. Reid dijo que se reunió con funcionarios de la agencia poco después de su reunión con el Sr. Bigelow y se enteró de que querían iniciar un programa de investigación sobre OVNIS. El Sr. Reid llamó al Sr. Stevens y al Sr. Inouye a una habitación segura en el Capitolio. Había hablado con John Glenn varios años antes ", dijo el Sr. Reid, refiriéndose al astronauta y ex senador de Ohio, quien murió en 2016. El Sr. Glenn dijo al Sr. Reid que pensaba que el gobierno federal debería estar estudiando seriamente los OVNIS, y que debería estar hablando con los miembros del servicio militar, particularmente los pilotos, que habían reportado haber visto aviones que no podían identificar o explicar. Al parecer estos avistamientos no se reportaban con frecuencia a la cadena de mando del ejército, dijo el Sr. Reid, porque los miembros del servicio temían que se reirían de ellos o los estigmatizarían." Durante la reunión, el Sr. Reid dijo que el Sr. Stevens relató que había sido seguido por un extraño avión de origen desconocido que, según él, había perseguido a su avión durante millas. Ninguno de los tres senadores quería un debate público en el Senado sobre la financiación del programa, dijo el Sr. Reid. "Esto se llamaba dinero negro", dijo. Stevens lo sabe, Inouye lo sabe. El Sr. Reid se refería al presupuesto del Pentágono para programas clasificados.
La financiación se destinó a la empresa del Sr. Bigelow, “Bigelow Aerospace”, que contrató subcontratistas y solicitó investigadores para el programa. Los investigadores también estudiaron a personas que dijeron que habían experimentado efectos físicos tras sus encuentros con los objetos y los examinaron para detectar cualquier cambio fisiológico. Además, los investigadores hablaron con miembros del ejército que habían reportado avistamientos de aviones extraños. “Estamos más o menos en la posición de lo que pasaría si le dieras a Leonardo da Vinci las llaves a distancia de un garaje", dijo Harold E. Puthoff, un ingeniero que ha llevado a cabo una investigación sobre la percepción extrasensorial para la CIA y luego trabajó como contratista para el programa. “Primero que nada, trataría de averiguar qué es esta cosa de plástico. No sabría nada de las señales electromagnéticas implicadas ni de su función ". El programa recopiló grabaciones de video y audio en varios informes sobre OVNIs. Incluyendo imágenes de un Super Hornet F/A-18 de la Marina mostrando un avión rodeado por algún tipo de aura radiante que viaja a alta velocidad y gira mientras se mueve. Los pilotos de la Marina pueden ser escuchados tratando de entender lo que están viendo. "Hay toda una flota de ellos", exclama uno de ellos. Los funcionarios de la defensa se negaron a revelar el lugar y la fecha del incidente. “A nivel internacional, somos el país más atrasado del mundo en este tema ", aseveró el Sr. Bigelow en una entrevista. “Nuestros científicos temen ser condenados al ostracismo, y nuestros medios de comunicación temen el estigma. China y Rusia están mucho más abiertos y trabajan con grandes organizaciones dentro de sus países. Países más pequeños como Bélgica, Francia, Inglaterra y países sudamericanos como Chile también son más abiertos. Son proactivos y están dispuestos a discutir este tema, en lugar de ser retenidos por un tabú juvenil ". 

El Washinton Post también recoge la noticia.





En 2009, el Sr. Reid decidió que el programa había hecho tan extraordinarios descubrimientos que abogó por una mayor seguridad para protegerlo. “Se ha avanzado mucho con la identificación de varios hallazgos altamente sensibles y no convencionales relacionados con el espacio aéreo ", dijo el Sr. Reid en una carta a William Lynn III, entonces subsecretario de defensa adjunto, solicitando que se le designe un" programa restringido de acceso especial "limitado a unos pocos funcionarios incluidos en la lista”. Un resumen del programa preparado para el Pentágono en 2009 por su director en ese momento afirmaba que "lo que se consideraba ciencia ficción es ahora un hecho científico" y que Estados Unidos era incapaz de defenderse contra algunas de las tecnologías descubiertas. La solicitud del Sr. Reid para la designación especial fue denegada. Expresó su frustración con las limitaciones impuestas al programa, diciendo al Sr. Mattis que "sigue siendo una necesidad vital para determinar la capacidad y la intención de estos fenómenos en beneficio de las fuerzas armadas y la nación". Ahora hablan públicamente sobre sus esfuerzos, ya que su objetivo es recaudar fondos para la investigación sobre OVNIS. “Ese hecho no es algo que ningún gobierno o institución debería clasificar para mantener en secreto al pueblo” aseguró. Por su parte, el Sr. Reid dijo que no sabía de dónde habían salido estos objetos. “Si alguien dice que tiene las respuestas ahora, se está engañando a sí mismo ", dijo. "No lo sabemos."  Pero, añadió, "tenemos que empezar por algún lado".


(Información publicada en el "New York Times")

viernes, 8 de diciembre de 2017

LA FOTOGRAFIA OVNI MAS MISTERIOSA DE LOS “EXPEDIENTES X” INGLESES







Una de las mejores fotografías OVNIs de todos los tiempos, estuvo decorando la pared de los archivos ufológicos ingleses durante mucho tiempo sin que nadie, quizás, fuera totalmente consciente de su importancia. Se encontraba en el escritorio de Nick Pope, que entre el año 1991 y 1994 estuvo encargado de investigar la información OVNI que llegaba al Misterio de Defensa. De hecho, Pope llegó a asegurar que era "la foto OVNI más espectacular jamás enviada al Ministerio de Defensa". La historia de esta imagen es bastante curiosa.
La fotografía ya estaba en los archivos de los militares cuando Nick Pope aterrizó en su despacho y según le dijeron no se trataba de ningún montaje. Pope asegura que en la imagen se apreciaba nítidamente, sin desenfoques, un extraño objeto en forma de diamante con un "chorro" en su parte trasera. Lo curioso es que al lado también quedó inmortalizado un caza militar. Los expertos que analizaron la instantánea determinaron que aquel artefacto debía de mediar unos 25 metros de envergadura. Aunque ninguno de los estudiosos pudo determinar de qué clase de aeronave se trataba. 

El investigador Nick Pope.


La imagen había sido obtenida el 4 de agosto de 1990 por 2 personas mientras caminaban por los alrededores de Calvine, cerca de Pitlochry, en Escocia. En un momento dado, observaron, en el cielo, un enorme objeto metálico en forma de diamante. Aquello flotaba en silencio. Tras unos minutos el artefacto despegó a gran velocidad hacia arriba desapareciendo en pocos segundos. Los testigos aseguran que también vieron un avión militar, quizás un Harrier. Aunque no pueden asegurar si aquel caza estaba escoltando a la misteriosa nave o tratando de darle alcance. Los testigos habían tomado varias fotografías y las habían enviado al periódico Scottish Daily Record para su publicación. Inmediatamente el periódico se puso en contacto con el Ministerio de Defensa, que consiguió las fotografías junto con los negativos. Según afirmó Pope: "Las fotos fueron enviadas posteriormente al Personal de Inteligencia de Defensa (DIS) que luego las remitió a analistas de imágenes en JARIC (Joint Air Reconnaissance Intelligence Center). Sin embargo, en ese momento, el MoD ni siquiera había reconocido públicamente que tenían algún interés de inteligencia en los OVNIs".

Actualmente la fotografía original se halla en paradero desconocido. Solo  queda una fotocopia.





Pese a esta negativa oficial ante los medios de comunicación, Pope asegura que el Ministerio de Defensa estaba esperanzado en obtener algún tipo de información tecnológica de los avistamientos OVNIs. El investigador británico dijo que: “estábamos interesados en fotografías OVNIs como éstas, en caso de que pudieran decirnos algo sobre sistemas de propulsión, fuentes de energía, sistemas de aviónica, aerodinámica, etc. Había una broma recurrente en la oficina, no nos importaba si la aeronave que se muestra en la imagen de Calvine era americana, rusa o marciana - todo lo que sabíamos era, que era mejor que cualquier cosa que nosotros teníamos y  queríamos aquella tecnología para nuestros propios aviones militares y aviones no tripulados (...) En una conferencia particularmente surrealista sobre el fenómeno OVNI, mi número opuesto en DIS, hablo sobre la fotografía y señaló el lado derecho con el dedo:" No son los estadounidenses ", después señaló hacia la izquierda y dijo" y no son los rusos". Hubo una pausa, y dijo "y eso sólo lleva a..." y antes de concluir su voz se apagó y no completó la frase, pero su dedo apuntaba directamente hacia arriba".

Posteriormente, alrededor del año 1994, el Jefe de División de Pope dijo que aquella nave era un avión secreto estadounidense o un avión no tripulado. Aunque Pope ya había preguntado por esta posibilidad a los estadounidenses y ellos lo habían negado tajantemente y por canales oficiales. La foto fue retirada de la pared y nunca más se la volvió a ver. Pese a que el asunto se ha debatido con frecuencia en los medios de comunicación nunca han aparecido, pese a los requerimientos, los testigos que tomaron la imagen. De hecho, ni siquiera en el periódico “Scottish Daily Record” nadie parece conocer la historia…








JOSE ANTONIO CARAV@CA





Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca.