lunes, 1 de enero de 2018

¿DONDE ESTAN LOS VERDADEROS EXPEDIENTES OVNIS DEL GOBIERNO NORTEAMERICANO?






La irrupción de los “OVNIs del Pentágono” en un artículo del prestigioso periódico “The New York Times” ha vuelto a colocar a los platillos volantes en el disparadero mediático. Sin embargo, nada de lo narrado en esas páginas es totalmente nuevo para los ufólogos, que desde hace décadas conocen sobradamente el interés de las autoridades por los No Identificados...
Y es que, prácticamente, desde el mismo arranque de la era moderna de los OVNIs el todopoderoso gobierno de los Estados Unidos ha realizado cuantiosos esfuerzos, en forma de comisiones y proyectos, para desentrañar el misterio de este desconcertante fenómeno. Aunque la mayoría de los investigadores creen que los resultados y los archivos de dichos estudios nunca han trascendido por completo a la opinión pública.

Entre los años 1947 y 1949 la USAF (la Fuerza Aérea estadounidense) creó el Proyecto Sign, cuyas conclusiones, nunca divulgadas de manera oficial, parecían confirmar la realidad “extraterrestre” de los OVNIs. Ante estas alarmantes estimaciones, que obviamente no gustaron a las autoridades, la USAF, decidió eliminar dicha comisión y entre los años 1949 y 1951 instauró el Proyecto Grudge, cuyos resultados son antagónicos a la anterior comisión: “No hay evidencia de que los objetos informados sean el resultado de un desarrollo científico exterior avanzado; y, por lo tanto, no constituyen una amenaza directa para la seguridad nacional.  En vista de esto, se recomienda que se reduzca el alcance de la investigación y el estudio de informes de objetos voladores no identificados.  Sede El Comando AMC de Material Aéreo continuará investigando informes en los que las aplicaciones técnicas realistas estén claramente indicadas”.
Según algunas fuentes las conclusiones de la primera comisión de estudio del gobierno estadounidense estaban a favor de la hipótesis extraterrestre del fenómeno.
La respuesta a las explosivas conclusiones del Proyecto Sign fue su cancelación y la puesta en marcha del Proyecto Grudge para acallar cualquier duda sobre los OVNIS.



Concluido el Proyecto Grudge, entre los años 1952-1969, la USAF reinicia sus investigaciones una vez más, cuando organiza el famoso Proyecto Blue Book, que, hasta el presente, es la comisión de estudio OVNI más longeva de las que ha acometido las autoridades norteamericanas para desvelar el enigma de los platillos volantes. Aunque se pretendía ofrecer una mayor transparencia a la sociedad, el Blue Book también estuvo envuelto en la constante polémica. Las conclusiones finales del informe indicaban que "ningún OVNI reportado, investigado y evaluado por la Fuerza Aérea ha dado alguna indicación de amenaza a nuestra seguridad nacional; no ha habido evidencia presentada o descubierta por la Fuerza Aérea de que los avistamientos catalogados como "no identificados" representen desarrollos tecnológicos o principios que van más allá del alcance del conocimiento científico actual; no ha habido evidencia que indique que los avistamientos categorizados como "no identificados" sean vehículos extraterrestres"..
Mientras el Blue Book acababa de iniciar su investigación, en el año 1953, la CIA patrocinó la formación del "Panel Robertson", dirigido por el físico H.P. Robertson, del California Institute of Technology, en el que es considerado el primer grupo de científicos no militares que son “reclutados” para estudiar el tema OVNI. El Panel concluyó por unanimidad que “no había evidencia de una amenaza directa a la seguridad nacional en los objetos avistados"..


En enero de 1953, la CIA quiso que el Dr. Howard P. Robertson, del Instituto de Tecnología de California, evaluara "cualquier posible amenaza a la seguridad nacional planteada por objetos voladores no identificados y hacer recomendaciones al respecto". "Después de cuatro días, en los que se dedicaron 12 horas a revisar los datos recabados por la USAF, el Panel Robertson determinó que los OVNIs no eran una amenaza ni naves procedentes del espacio.

El profesor Edward Condon responsable del Informe Condon. Las investigaciones conducidas bajo su mandato estaban  encaminadas a demostrar la inexistencia de los OVNIs.
El autor del reportaje con el voluminoso informe publicado por el Informe Condon.




También mientras estaba operativo el Blue Book, entre los años 1966-1968 se creó el denominado Informe Condon, dirigido por el Dr. Edward Condon de la universidad de Colorado, donde una vez más, se presentaba ante la sociedad un presunto estudio aparentemente independiente del estamento militar (acusado siempre de ocultismo en sus acciones). Sus conclusiones, envueltas en la polémica, ya que estaban establecidas antes incluso de iniciar sus pesquisas, es que el fenómeno Ovnis carecían de relevancia científica y además solicitaban la cancelación del Blue Book.
Al margen de estas comisiones oficiales, de forma secreta, la CIA desde la década de los cincuenta hasta los noventa, creó varias comisiones de estudio sobre OVNIs. Según el informe elaborado por la agencia de inteligencia: “Role in the Study of UFOs, 1947-90 (A Die-Hard Issue)”, "los funcionarios de la CIA también analizaron el problema OVNI para determinar qué avistamientos de OVNIs podrían informarles sobre el progreso soviético en cohetes y misiles y revisaron sus aspectos de contrainteligencia". En su página web llegó a decir que: "Aunque la CIA no estaba afiliada directamente en el proyecto BLUE BOOK, la Agencia desempeñó un importante papel en la investigación de OVNIS en 1940 y 1950, que condujo a la creación de varios estudios, programas y paneles" (...) Con más de 20 años de investigaciones, desde finales de la década de los cuarenta hasta la terminación del proyecto BLUE BOOK en 1969, la CIA y la USAF han aprendido, una cosa o dos, acerca de cómo investigar un avistamiento ovni. Mientras que la mayoría de los funcionarios del gobierno y los científicos en la actualidad despachan los informes sobre platillos voladores como una reliquia pintoresca de la década de 1950 y 1960, todavía es mucho lo que se puede aprender de la historia y la metodología de "inteligencia" aplicada a los platillos voladores"..


El Blue Book el proyecto de investigación OVNI gubernamental mas conocido del mundo.




Y el último comité dedicado al estudio de los OVNIs, auspiciado por el gobierno estadounidense, fue emprendido entre el año 2007-2012, cuando el Pentágono subvencionó la creación del "Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales" para el estudio de las posibles amenazas para la seguridad nacional que pudieran provenir de aeronaves no identificadas. Sus conclusiones y verdaderas motivaciones no han quedado esclarecidas aún.
De todo lo que hemos expuesto se deducen varios puntos importantes:
1.- Los OVNIs han interesado a las autoridades norteamericanas.
2.- Fruto de dicho interés, el gobierno estadounidense ha organizado hasta 6 comisiones oficiales para intentar averiguar que se escondía tras el fenómeno OVNI. O lo que es lo mismo, la USAF, la CIA y otros organismos del gobierno y civiles subcontratados, han estado casi 30 años investigando OVNIs.
3.- Pese a que dichas comisiones han elevado continuas y repetidas conclusiones negativas sobre la trascendencia de los OVNIs, las autoridades han seguido embarcadas en el estudio de los platillos volantes año tras año.¿Es esto lógico?


¿EXISTE UN GRUPO EN LA SOMBRA?
Aunque el gobierno ha indicado siempre que la transparencia de sus investigaciones están fuera de toda duda, los ufólogos y los medios de comunicación han cuestionado esto durante décadas, denunciando la ocultación de información así como la manipulación de las conclusiones por parte del gobierno.
Pero ¿cual es la realidad? ¿se ha contado toda la verdad? ¿se oculta información al ciudadano??
¿Donde están los archivos OVNIs del gobierno estadounidense?





Que se hayan iniciado tantas y tan diferentes comisiones de estudio para la investigación del tema OVNI es bastante sospechoso. Muy sospechoso. Pocos temas, aparentemente tan marginales y desdeñados como el asunto de los platillos volantes a nivel oficial ha suscitado tanto debate e interés gubernamental. Por lo que no es descabellado pensar que, al margen de estas comisiones públicas, en la sombra, se haya estado desarrollando un plan paralelo de investigación OVNI.
Es muy probable, que, desde el año 1947, haya existido en la clandestinidad, un grupo muy reducido de personas cuya misión ha sido la de acopiar y analizar documentación sobre el fenómeno OVNI de forma muy discreta. Un grupo con una financiación oculta e irrastreable en los presupuestos del gobierno y cuya existencia es desconocida hasta por el presidente de los Estados Unidos. Esta organización estaría compuesta por un número muy reducido y selectivo de funcionarios (militar, científico, etc.), que trabajaría de forma independiente a cualquier tipo de control o evaluación del congreso, lo que facilitaría que dicho operativo haya pasado inadvertido hasta la fecha. Por lo que, es muy posible, que, en los archivos de este grupo, escondidos en algún lugar recóndito e inaccesible, podamos hallar los verdaderos expedientes OVNIs del gobierno estadounidense. Pero esto no parece que vaya a ocurrir a corto plazo, y mientras tanto, las autoridades sólo nos ofrecen las capas más superficiales del fenómeno. Las capas que nos sumergen en eternos y estériles debates...






JOSE ANTONIO CARAV@CA


Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca.