lunes, 22 de febrero de 2021

DEFINITIVAMENTE LA "ACADEMIA DE LAS ESTRELLAS" SE DESINFLA





La famosa TTSA (To The Stars Academy of Arts and Science Inc.) acaba de publicar (17/02/21) un comunicado firmado por el mismísimo Tom DeLongue (15/02/21) que seguro va a defraudar a todos los entusiastas en el fenómeno OVNI que habían creído a pies juntillas las promesas del cantante y socios sobre impactantes anuncios y descubrimientos en referencia a los No Identificados. Según se lee en el documento: «desde la publicación y el reconocimiento oficial de las imágenes de los FANI (fenómenos aéreos No identificados) por parte de funcionarios del gobierno, que han sido vistas por más de 28 millones de personas, lo que ha dado lugar a que los medios de comunicación se tomen el tema en serio, hasta las dos exitosas temporadas de la serie de HISTORY "Unidentified", difundidas por todo el mundo, pasando por las sesiones informativas de liderazgo intelectual al más alto nivel del Gobierno de los Estados Unidos, hasta un acuerdo de cooperación en materia de I+D con el Ejército de los Estados Unidos, todo ello rematado con la asombrosa formación de un Grupo de Trabajo sobre FANI por parte del Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

La TTSA entra ahora en su evolución natural como empresa mientras nos adaptamos a un nuevo panorama mundial con nuevas oportunidades y prioridades. La pandemia mundial provocada por el COVID-19 ha tenido un impacto significativo y negativo en las industrias de la defensa y el entretenimiento, y en la disposición de los inversores individuales a invertir en empresas que operan en esos campos, incluida la TTSA. Teniendo en cuenta la evolución natural de la empresa y los cambios en el entorno empresarial debidos a la COVID-19, TTSA pretende aprovechar el impulso de las iniciativas empresariales en las que estamos viendo un mayor éxito y que tienen cada vez más probabilidades de generar valor para los accionistas. Para lograr sus objetivos, TTSA ha decidido reestructurar sus operaciones para reducir sus iniciativas de comercialización de ciencia y tecnología y poner un mayor énfasis en las operaciones de su negocio de entretenimiento. TTSA tiene múltiples activos de propiedad intelectual que pretende desarrollar en películas, televisión, libros y merchandising. Para avanzar en sus objetivos, TTSA tiene previsto establecer asociaciones estratégicas para la producción y financiación de sus películas y explorar posibilidades de fusión en áreas que podrían convertirla en un estudio cinematográfico integral. Otros planes de expansión de la TTSA en la industria del entretenimiento incluirían la concesión de licencias de productos cinematográficos y la adquisición de talento literario para la creación de sus guiones cinematográficos (...) Además, como parte de la reestructuración, Stephen Justice, director de operaciones de la TTSA, Luis Elizondo, director de programas y servicios gubernamentales de la TTSA, y Christopher Mellon, miembro del consejo asesor de TTSA, ya no forman parte de la empresa. Para mantenerse en sintonía con la misión de beneficio público de TTSA de informar a los medios de entretenimiento, la empresa planea mantener su junta consultiva de ciencias, cuyas conexiones influirán en las historias de TTSA para el cine, y añadir un miembro de la junta con experiencia en la industria cinematográfica».

La TTSA ha sorprendido a propios y extraños abandonando sus proyectos en el terreno ufológico.




Obviamente, enmascarado en un lenguaje atractivo y brillante para futuros inversores, DeLongue dice adiós, por la puerta pequeña, a sus proyectos y sueños para conseguir grandes metas dentro de la investigación OVNI, dejando claro, como se preveía desde hace tiempo, que sus actividades y objetivos se iban a desarrollar fuera de la investigación ufológica, para centrarse en el campo del entretenimiento y las artes. Además por otro lado, para mayor confusión en uno de los asuntos mas importantes para la academia se pasa casi de puntillas. Y es que tras el asombroso abandono de tres de los principales activos de la TTSA en materia OVNI, Elizondo, Mellon y Justice, anunciando el 20 de diciembre de 2020 parecen que esta respuesta llega tarde y mal. 

Según DeLonge se desprende de este comunicado todo es casi una consecuencia inevitable provocada por la enorme reestructuración y nuevos enfoques empresariales de su organización. Pese a que se alude a las nefastas consecuencias económicas producidas por el COVID-19 en todos los sectores de la economía mundial, incluido en los presupuestos de Defensa (!), más bien suena a excusa para que sus inversores y seguidores comprendan este drástico cambio de rumbo. No parece lógico, ni justificado, que la TTSA, tras su pomposa presentación en 2017 como un consorcio que iba a aportar grandes novedades y avances en el estudio del fenómeno OVNI, de pronto, se transforme en una industria del puro entretenimiento. ¿Fiasco, decepción, estafa, engaño...? De nuevo la ufología norteamericana demuestra sus claroscuros y como se repiten constantemente los mismos patrones, y es que los grandes anuncios se diluyen en el tiempo...





JOSE ANTONIO CARAV@CA



Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario